La Junta prorroga el contrato de envejecimiento activo en residencias de Burgos y Miranda

Residencia Fuentes Blancas_opt

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado la prórroga de un año del contrato del servicio de actividades de envejecimiento activo en las residencias mixta y asistida de Fuentes Blancas, ambas en la capital burgalesa, y en la residencia mixta de Miranda de Ebro.

Esta actuación se enmarca dentro de una partida de casi 192.000 euros de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para garantizar actividades de este tipo en varias residencias de la Comunidad.

Al margen de las burgalesas, se beneficiarán de prórrogas los contratos de la residencia para válidos de Armunia y mixta de Ponferrada, en León, y el centro residencia Puente de Hierro de Palencia.

A través de estos programas se fomentan la promoción de la autonomía personal, la prevención de la dependencia y la mejora del bienestar físico, social y mental de los mayores, con el reto de favorecer la capacidad funcional y la vida independiente de estas personas durante el mayor tiempo posible.

Los destinatarios de este servicio son los residentes que deseen participar en estos programas, una vez se haya valorado la idoneidad por parte del equipo técnico del centro. Las actividades están también abiertas a la participación de los usuarios de las unidades de estancias diurnas de estas instalaciones.

El contrato estipula la realización de un total de 8.910 horas en un año, distribuidas en talleres y actividades relacionadas con la promoción de hábitos de vida saludables y del conocimiento y adquisición de habilidades.