La Junta invierte 2,6 millones de euros en obras de infraestructura rural en Ávila, Burgos y Palencia

junta exteriores 3

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha dado el visto bueno a la inversión de 2,6 millones euros en la realización de cuatro obras de infraestructura rural en zonas de concentración parcelaria de las provincias de Ávila, Burgos y Palencia.

Estas actuaciones pretenden facilitar la diversificación de la economía rural y mejorar la calidad de vida en estas zonas rurales. Esta iniciativa forma parte del compromiso que el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, asumió para la presente legislatura de realizar inversiones en zonas de concentración parcelaria que comprenden más de 160.000 hectáreas.La Consejería de Agricultura y Ganadería ha informado de la próxima contratación de dos obras en la provincia de Burgos vinculadas a procesos de concentración parcelaria. El importe destinado a estas actuaciones, que se realizarán sobre una superficie de más de 1.600 hectáreas, será de 1.171.108 euros y de ellas se beneficiarán 263 propietarios.

La primera de las obras en la provincia burgalesa es en la zona de concentración parcelaria de Cítores del Páramo, del municipio de Sasamón. Una partida de 583.024 euros servirá para la adecuación y mejora de las infraestructuras rurales en esta zona.Esta actuación, que va a mejorar las explotaciones de 189 propietarios, va a consistir en el acondicionamiento de 32,3 kilómetros de caminos y de una red de desagües de 6,4 kilómetros.

La concentración parcelaria se ha desarrollado sobre 964 hectáreas pasando de 2.898 parcelas con una superficie media de 0,33 hectáreas, a 458 fincas de reemplazo con 2,08 hectáreas de media.

El Consejo de Gobierno ha sido informado también de la ejecución de las obras contenidas en el proyecto de infraestructuras rurales en el primer sector de la zona del municipio de Alfoz de Quintanadueñas, concretamente en las entidades locales de Páramo del Arroyo, Arroyal, Quintanadueñas y Villarmero.

Este contrato en la provincia burgalesa, dotado con 588.084 euros, va a permitir realizar 25,56 kilómetros de caminos, 3,73 kilómetros de la red de desagües y la plantación de unas 3 hectáreas con pino piñonero, encina, quejigo, sabina, majuelo, endrino, enebro y serbal.

La superficie concentrada en esta zona es de 675 hectáreas y su ejecución ha permitido que los 74 propietarios dispongan de unas parcelas con un tamaño medio de 3,97 hectáreas frente a la finca media antes de la concentración que era de 0,58 hectáreas.

OTRAS NOTICIAS