La Junta eleva el gasto no financiero hasta los 12.470 millones, un 13,6% más

Financiación_dinero_euros

La Junta de Castilla y León elevará el gasto no financiero para 2023 hasta los 12.470 millones de euros, un 13,6% más respecto al actual presupuesto prorrogado, según ha señalado el Consejo de Gobierno en su última sesión.

El techo de gasto se obtiene de la suma de los ingresos no financieros que prevé obtener la Comunidad Autónoma el año que viene y los recursos asociados al déficit, que el Gobierno de España ha fijado para las comunidades autónomas en el -0,3 % del Producto Interior Bruto (PIB) regional.

El resultado de la operación son los 12.470 millones de euros de gasto no financiero en los que como máximo podrá incurrir el Gobierno de Castilla y León durante el año que viene, 1.490 millones más que el previsto en el presupuesto de 2021, el último aprobado.

El techo de gasto acordado, sostienen desde el Gobierno Autonómico, es coherente con el escenario macroeconómico proyectado para el próximo ejercicio y no es ajeno a la persistencia durante 2022 de circunstancias excepcionales marca, como el deterioro de las expectativas de crecimiento económico, una alta inflación y un incremento desmesurado de los costes energéticos.

De esta manera, los Presupuestos de la Comunidad para el próximo ejercicio 2023 se elaborarán teniendo en cuenta este escenario presupuestario y tendrán como objetivo avanzar en la senda de crecimiento económico que transforme y reactive, de forma sostenible, la actividad económica y el empleo.

Las próximas cuentas, según han avanzado los miembros del Gobierno Autonómico, buscan fortalecer unos servicios públicos sanitarios, educativos, sociales y de acceso a la vivienda de calidad que protejan a todas las personas, independientemente de donde vivan.

OTRAS NOTICIAS