La Junta creará una Comisión para intentar mejorar la calidad de los servicios públicos

Exterior de las Cortes de Castilla y León
Exterior de las Cortes de Castilla y León

La Junta de Castilla y León sigue engordando su maquinaria bajo la excusa de mejorar la calidad de los servicios públicos.

Por ello, ha anunciado la creación de una Comisión Regional de Función Pública, un órgano que pretender servir para recomendar cómo dar mejor respuesta a las necesidades de la sociedad y a los intereses de las administraciones locales y autonómicas.

Así, esta nueva oficina se dedicará a estudiar y analizar las propuestas de criterios para que ayuntamientos y Junta actúen de manera homogénea. Además, vigilará por cómo se aplican dichos criterios, encargará estudios y servirá con un nexo más de unión entre la Junta y las administraciones locales.

En cuanto a la composición de la comisión, aún nada se sabe. Desde la Consejería de la Presidencia han anunciado que se darán a conocer sus integrantes en el momento en el que se cree la misma, algo previsto para el otoño de este mismo año. Eso sí, explican desde la Junta que la intención es alcanzar el máximo nivel de representatividad de las administraciones de la Comunidad.