La Junta censura a Canal 54 y nos avisa de que lo volverán a hacer

Verónica Casado, consejera de Sanidad
Verónica Casado, consejera de Sanidad

Lo que ha ocurrido hoy durante la rueda de prensa telemática de la Consejera de Sanidad y el Consejero de Agricultura de la Junta de Castilla y León, podía haberse quedado en una mera anécdota, pero se ha convertido en un episodio de los responsables de comunicación de la administración regional que solo puede considerarse de lamentable y vergonzoso.

Todo empieza por un error técnico. Nada que no le pueda ocurrir a cualquier persona. Este problema no habría pasado de la anécdota si la rueda de prensa hubiera comenzado una vez se resuelve el fallo técnico. Pero no. El problema arranca cuando ninguno de los responsables de comunicación es capaz de avisar a los consejeros de que la señal institucional de la Junta de Castilla y León, la única existente para seguir las ruedas de prensa telemáticas, no funciona. Así la Consejera de Sanidad, Verónica Casado, empieza su intervención hablando para nadie.

Bueno, para nadie no. Para un único medio de comunicación propiedad de los expresidiarios Michel Méndez Pozo y José Luis Ulibarri. Seis minutos en antena que la Junta ofrece, seguramente de forma involuntaria, en exclusiva a una televisión privada que se lleva de las arcas públicas la friolera de 19 millones de euros al año.

Seis minutos que son suficientes para que espectadores, oyentes y lectores de este y otros medios de comunicación busquen la rueda de prensa hasta que la encuentran y se queden en la 7 de Castilla y León. Seis minutos que sirven para que esos mismos espectadores continúen al término de la rueda de prensa con la programación de la televisión privada. Seis minutos que también sirven para que mañana esos espectadores empiecen por esa misma emisora a buscar la rueda de prensa.

Los responsables de comunicación han pedido disculpas, solo faltaría. Lo han hecho de forma genérica y también de manera particular a esta casa tras someternos a un episodio de censura que, además, ya nos han anunciado para el resto de los días.

A juicio de estos «profesionales» el problema de esos minutos de exclusiva se resuelve con la consejera repitiendo los únicos datos de toda la rueda de prensa que son públicos y facilitados por otras vías.

Esta casa, Canal 54, ha querido saber porqué motivo no se ha aplazado la rueda de prensa los seis minutos que ha tardado en resolverse la incidencia. Teniendo en cuenta que en las más de tres semanas de Estado de Emergencia nunca ha empezado puntual. Para que nos entendamos, es como que un profesor empieza a dar clase mientras los alumnos están fuera porque no les dejan entrar. Y queríamos y queremos que esas explicaciones las den, de manera pública y ante todos los ciudadanos de Castilla y León, los consejeros. Por ello hemos formulado esta pregunta:

«Pido una explicación pública de porqué una rueda de prensa empieza sin los medios de comunicación y ciudadanos convocados desde su plataforma digital. Un error que, casualmente, sigue favoreciendo a los dos mismos empresarios de siempre. Ruego sean los consejeros hoy presentes los que respondan a esa pregunta».

Pues bien, la responsable de filtrar las preguntas HA CENSURADO DELIBERADAMENTE la pregunta de Canal 54. Y en llamada telefónica posterior efectuada por el Gabinete de Comunicación a esta casa, se ha confirmado dicha decisión de no querer trasladar esa pregunta, porque a su juicio no responde a criterios informativos. Es más, se nos ha adelantado que aunque repitamos esa pregunta una y otra vez la censusarán, cercenando el artículo 20 de la Constitución Española y la libertad de información que en él se defiende.

Y puede, tal y como ha dicho la persona que nos ha llamado, que no existiera voluntad de brindar en exclusiva los primeros minutos a RTVCYL, pero sí ha quedado acreditada su voluntad de no trasladar esa pregunta.

Reiteramos, de un problema que hubiera quedado en anécdota haciendo lo que tocaba ha emergido la competencia desleal y la censura previa existente en este tipo de ruedas de prensa.