La Junta apoya la colaboración público-privada para urbanizar suelo que permitirá construir más de 1.700 viviendas en Aranda de Duero

Alcaldesa de Aranda

El Plan Regional de Actuación de Urbanización ‘Centro Cívico’ en Aranda de Duero, aprobado en Consejo de Gobierno por Decreto 6/2010, surge de la iniciativa pública de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, y tiene por objeto la ordenación urbanística de un suelo de casi 24 hectáreas (238.345 metros cuadrados), situado en las proximidades de la estación de autobuses y de ferrocarril. Mediante esta intervención se ha permitido la obtención de un suelo destinado a la edificación de 1.792 viviendas, íntegramente de protección pública, en un lugar en que se propicia el crecimiento urbano y con unas condiciones urbanísticas que garantizan la adecuada funcionalidad de equipamientos públicos necesarios para la localidad y la comarca. Cuenta con 25.103 metros cuadrados de zonas verdes y 20.141 metros cuadrados de equipamientos, así como una mejora de los accesos a la estación de autobuses y a la de ferrocarril.

Aprobado el plan por el Gobierno autonómico y convocado el concurso para la selección del urbanizador, fue la empresa constructora Peache la encargada de urbanizar la zona. Las obras se han prolongado desde el año 2013 al 2015, con una inversión total ejecutada de 11,6 millones de euros, sin IVA.

De la promoción del total de 1.792 viviendas, 1.077 inmuebles serán viviendas protegidas ordinarias y 715 serán viviendas protegidas para jóvenes

Este es un buen ejemplo de la colaboración público-privada desarrollada por la Junta de Castilla y León, con la que se ha conseguido el objetivo central del plan regional, que es garantizar a medio y largo plazo la provisión de suelo para la construcción de viviendas protegidas en la localidad de Aranda de Duero, en la que, según los datos de Registro de Demandantes de Vivienda protegida, son más de mil los solicitantes en este momento.

Una intervención puesta en marcha en colaboración con el Ayuntamiento de Aranda de Duero con el objetivo principal de crear suelo para la construcción de viviendas protegidas, especialmente dirigidas a colectivos con mayores dificultades de acceso a la vivienda, entre ellos los jóvenes.