Cae un banda, afincada en Miranda de Ebro, que robaba a clientes en centros comerciales

Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a dos de los cuatro integrantes de una banda, y está en fase de investigación a otros dos, que robaban a ciudadanos en el interior de superficies comerciales de la provincia.

La investigación arrancó el pasado mes de noviembre, tras la denuncia de una mujer a la que le habían quitado la cartera y empezó a recibir avisos de pagos con su tarjeta de crédito.

La víctima no tenía claro dónde se había producido el robo. La Guardia Civil realizó una serie de pesquisas y descubrió que el hurto se había producido mientras compraba en un centro comercial de la provincia, cuya ubicación no ha trascendido. Fue gracias a las imágenes de las cámaras de vigilancia, que los Guardias Civiles lograron determinar cómo una mujer se acercó por detrás de la víctima, abrió la cremallera del bolso y sustrajo la cartera. Tras esto, los ladrones de dirigieron a varios cajeros automáticos para extraer la cantidad máxima permitida en un total de 8 operaciones. No lograron, en cambio, comprar nada aunque lo intentaron.

De las vigilancias, descubrieron también que actuaban por parejas y que mientras uno vigilaba el otro palpaba a sus víctimas en busca del botín.

Los detenidos han sido dos personas, de 23 y 44 años respectivamente, mientras que los otros dos, ahora investigados, tienen 35 y 55 años. Todos cuentan con domicilio en Miranda de Ebro.

OTRAS NOTICIAS