La hostelería podrá cerrar con el toque de queda desde el viernes

A partir del próximo viernes, al actividad no esencial podrá estar abierta hasta las 22.00 horas. Así lo ha anunciado el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, tras la celebración de la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno.

Con esta medida, según ha explicado el vicepresidente, los establecimientos no esenciales «podrán admitir su último cliente a las 21.30 horas con el fin de poder cumplir el horario del toque de queda que se mantiene a las 22.00 horas».

Otra de las medidas que se han adoptado este lunes ha sido la flexibilización del régimen de visitas en las residencias de personas mayores, toda vez que la vacunación se ha completado ya en estos centros.

Son las únicas medidas que se han aprobado este lunes y no afecta a otras ya en marcha que se prorrogarán, de momento, otros quince días. Así, los establecimientos de hostelería no podrán abrir el interior de sus establecimientos, así como aquellas actividades que están cerradas o limitadas continuarán manteniendo su limitación.

Igea ha anunciado que la Junta de Castilla y León celebrará, cada lunes, una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, para ir flexibilizando las restricciones de forma paulatina.

Por ello, Igea ha avisado que las medidas adoptadas hoy se revisarán el próximo lunes, viendo semana a semana como evolucionan los datos. De esta forma, los consejos ordinarios de los jueves dejan fuera la adopción de nuevas medidas.