ARCHIVADO EN

La hostelería burgalesa «colapsará» en dos o tres meses

Bar Local Hosteleria (Mayo 2020)

El presidente de la Federación de Empresarios de la Hostelería de Burgos, Fernando de la Varga, ha advertido de que el «colapso» del sector en la ciudad llegará en dos o tres meses con el cierre de muchos negocios.

Así de tajante se ha mostrado en una entrevista concedida a Canal 54, en la que ha remarcado que los alquileres de los establecimientos son «la gran pandemia» de la hostelería.

En este sentido, ha señalado que el volumen limitado de ingresos está haciendo que muchos negocios sean ya deficitarios y ha advertido de que en unos meses, sus propietarios no podrán hacer frente a las deudas.

Por eso ha reivindicado un «plan serio» de desescalada y viabilidad económica para el sector, que contemple su idiosincrasia y prevea ayudas directas.

Fernando de la Varga ha sido muy claro en este sentido y ha asegurado que, salvo las del Ayuntamiento de Burgos, la hostelería no ha recibido ningún tipo de respaldo.

Así, ha explicado que el Gobierno central no ha aprobado ninguna ayuda para el sector, más allá de unos aplazamientos y créditos ICO que hay que devolver y, por lo tanto, «no se puede hablar de ayudas».

Esto chocha, ha dicho el presidente de los hosteleros burgaleses, con lo que está sucediendo en el resto de Europa, donde sí se puede hablar de ayudas y desde diferentes perspectivas.

«Al Gobierno se le ha llenado la boca pero salvo los ERTE no hay nada», ha sentenciado.

De la Varga ha dicho que lo mismo sucede en el caso de la Junta de Castilla y León, pese a las promesas dadas por el Gobierno autonómico. El presidente de la Federación de Empresarios de la Hostelería ha lamentado que la Junta haya dejado fuera al colectivo de la convocatoria de ayudas al turismo y ha insistido en que, al final, «le ha dado la espalda».

Así, ha remarcado que la única administración que ha ofrecido ayudas directas a la hostelería ha sido el Ayuntamiento de Burgos. De momento con ayudas directas al alquiler y ampliando terrazas, si bien ha mostrado su satisfacción por que se estén negociando, además, bajadas o exenciones de impuestos. Eso sí, ha advertido de que el colectivo al que representa seguirá siendo reivindicativo y presionará «en todo lo que se pueda ayudar».

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS