La «guerra abierta» entre Eficanza y el Sacyl enzarza al PP y Cs

Luis Briones Jesus Puente PSOE HUBU (Julio 2020)

La situación en torno al Hospital Universitario de Burgos (HUBU) es cada vez más complicada por el modelo de gestión y las continuas irregularidades que ha acarreado desde su puesta en marcha.

Así lo ha puesto de manifiesto este viernes el procurador socialista en las Cortes de Castilla y León, Luis Briones, quien ha asegurado que esta coyuntura se ha llegado a convertir en una verdadera «guerra abierta» entre la concesionaria Eficanza, detrás de la que se encuentra Michel Méndez Pozo, y el Sacyl.

La situación se ha vuelto tan insostenible, que el procurador ha señalado que esta «guerra» ha llegado a enfrentar al PP y Cs en el Gobierno autonómico, por lo que ha pedido una vez más explicaciones sobre todo lo que está sucediendo en el HUBU.

Briones ha querido dejar claro que esta situación no puede ni debe prolongarse mucho más en el tiempo y menos con un «canon salvaje» que no pueden asumir ni la Gerencia Regional de Salud, ni la Junta de Castilla y León.

El procurador socialista, quien ha recordado que el modelo de gestión del HUBU está en la Fiscalía por varias vías, ha adelantado, además, que «muy pronto» se conocerán unos informes que podrían «cambiar las cosas por completo» en torno al hospital burgalés.

Si bien no ha querido adelantar nada acerca de esta cuestión, porque según ha dicho no estaba autorizado para ello, sí ha desvelado que el PSOE ha recibido presiones para no hacer pública dicha información.

PET-TAC

Luis Briones ha aprovechado la ocasión para avanzar que el PSOE presentará una proposición no de ley para su debate en la Comisión de Sanidad, con el objetivo de saber por qué el HUBU no dispone ya de un PET-TAC prometido para 2018.

Se trata de una máquina de alta eficacia para pacientes oncológicos, que podría atender a unas 5.000 personas al año y de la que, dos años después, nada se sabe.

Los socialistas quieren saber si los retrasos en la instalación y puesta en funcionamiento de esta máquina, valorada inicialmente en 3,5 millones de euros, se deben a problemas con la concesionaria y, en caso de ser así, qué razones ha esgrimido Eficanza.