La frustración del nuevo mapa de autobuses en la ciudad

Nuevos Autobuses Urbanos Ayuntamiento (Octubre 2018)

Estamos atrapados en un bucle interminable. Cuesta creer que Burgos pueda sacar adelante su nuevo mapa de autobuses alguna vez, sobre todo porque en esta ciudad cada político quiere dejar su huella.

Más de diez años lleva la ciudad de Burgos intentando ajustar su mapa de autobuses a un diseño más eficiente y funcional. Concejales como Diego Fernández Malvido, Esteban Rebollo o Jorge Berzosa, todos ellos del Partido Popular, lo intentaron en su momento. Y algunos lo tuvieron muy cerca. Hace 16 meses, los dos principales partidos del Ayuntamiento de Burgos, (lo eran entonces y lo son ahora) llegaron a un acuerdo para cambiar las líneas de autobuses y optimizar el actual despropósito. Parecía que todo estaba hecho pero no.

Una vez más, la intervención de alguien, no sabemos si del nuevo concejal de autobuses, Josué Temiño, o de los concejales de Ciudadanos, dentro del pacto presupuestario, han dado al traste con que el nuevo mapa sea una realidad.

Y mientras sigamos así será difícil sacar algo adelante. Porque este, como otros proyectos municipales, requieren de tiempo y dinero. Hacer encaje de bolillos con las líneas de autobuses no es fácil y contentar a todos es imposible. Así que cuando se tiene ya un documento que, como el que nos ocupa, ha pasado por la comisión pertinente, ha recibido más de 500 sugerencias y aportaciones de colectivos y ha sido estudiado desde diferentes ángulos, es momento de dar el paso siguiente y aplicarlo.

Porque podemos estar haciendo cambios y más cambios hasta el día del juicio final por la tarde a última hora, nunca será perfecto. Muchas veces, da la sensación de que es el ego de querer dejar huella lo que impera frente a las necesidades de una ciudad. Si ya se alcanzó un acuerdo hace poco tiempo ¿qué hace imposible sacar esto adelante? La ciudad tiene que avanzar, con independencia de quien gobierne.

Se aprueban cosas y se da el paso siguiente. Al menos en autobuses parece que es lo más sensato. Pero cada nuevo equipo de gobierno, sea del mismo o de otro color, parece que quiere dar una vuelta de tuerca al proyecto para poder tenerlo listo, justo cuando acaba la legislatura y vuelta a empezar.

loading...