La exposición de Miró se queda a 25.000 visitas de las expectativas del Ayuntamiento de Burgos

La exposición de Miró gestionada por la Fundación Silos no ha logrado cubrir las expectativas del Ayuntamiento de Burgos en cuanto al número de visitantes.

Cerca de 74.000 personas se habrían acercado hasta la sala Valentín Palencia, en la Catedral, para visitar las obras del pintor catalán desde el pasado mes de octubre hasta su cierre en el día de ayer. Una cifra muy por debajo de la que manejaba el Ayuntamiento de Burgos, que en todo momento asumió que se superarían los 100.000 visitantes.

Después de todas las presiones que recibió el Cabildo Metropolitano para retirar de la Catedral el belén del ejército y acoger la exposición de Miró, tanto por parte de la Fundación Silos, presidida por Antonio Miguél Méndez Pozo, como por los medios de comunicación propiedad de éste, así como de las administraciones públicas, Miró Último ha resultado un fracaso pagado con el dinero de todos los burgaleses y los castellanoyleoneses. Unos y otros hemos pagado 120.000 euros como mínimo para albergar dicha muestra en la seo burgalesa. Un dinero al que se sumaría la cifra que no quiso concretar La Caixa y la Fundación Especial Caja de Burgos junto con el alquiler gratuito de la sala Valentín Palencia, un lujo que sólo a algunos se les permite.