La elección de pregoneros demuestra que De la Rosa se piensa que el Ayuntamiento es suyo

Daniel de la Rosa Levi Moreno Blanca Carpintero Nuria Barrio Burgos CF (Mayo 2021)

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha elegido como pregoneros al entrenador y al director deportivo de su equipo de fútbol, el Burgos C.F. Una decisión tan polémica que ni el propio alcalde se ha atrevido a hacerla pública él mismo, como suele ser habitual.

Hay que recordar que es el alcalde quien tiene la potestad de elegir a quién él quiera como pregonero de las fiestas. Sin embargo, se espera que un primer edil seleccione a gente que haga algo por la ciudad, preferentemente a burgaleses destacados por su dedicación, por su pasión, por su compromiso con Burgos o por su trayectoria en la ciudad.

Pero eso ocurre con alcaldes más o menos normales. El primer edil ha tomado la peor elección de pregonero desde que Juan Carlos Aparicio seleccionó a la actriz Luisa Martín para el mismo cargo en 2007.

En alquel entonces, Aparicio decidió otorgar este homenaje a la popular «Juani» de «Médico de Familia» porque había sido su mentora en el programa de La Sexta, «El Club de Flo» enseñándole a hacer monólogos.

De la Rosa elige ahora a los pregoneros de la ciudad en base a sus propios gustos. Según la concejal de festejos, Blanca Carpintero, los méritos que han realizado estos dos señores, Julián Calero y Miguel Pérez Cuesta «Michu», es público y notorio.

Pero, lo cierto, es que lo único que es público es que son dos personas que están trabajando por una empresa, bien o mal, según se pregunte, y logrando los objetivos fijados por la propia empresa.

Y es que, no se pueden olvidar las trampas de Julian Calero durante su primera etapa, dirigiendo el equipo sin estar dado de alta.

Sea como fuere, dos personas sin ninguna vinculación con la ciudad que se dedican a hacer su trabajo han logrado que el primer edil, borracho de su afición por un equipo de la ciudad, les condecore con uno de los mayores honores que brinda el Ayuntamiento para las fiestas.

Una decisión que, de convertirse en precedente, llevaría a pregonar las fiestas a los trabajadores de empresas como Nicolás Correa, Campofrío o San Pablo si sus resultados de ventas son buenos.

OTRAS NOTICIAS