La Diócesis pide posponer bodas y actos religiosos no urgentes en Miranda

Interior y cubierta Iglesia Villatoro_opt

La Diócesis de Burgos ha emitido un comunicado en el que se fijan una serie de recomendaciones para el conjunto del Arciprestazgo y que hacen especial incidencia en Miranda de Ebro, dada la situación de contagios por coronavirus que vive la localidad.

Así, se estipula que todas las celebraciones litúrgicas no urgentes, como bodas, se pospongan y, en caso de entierros, solo acudan a la celebración los familiares más directos.

En cuanto a la celebración de eucaristías, tanto dominicales como diarias, se recomienda a los fieles no participar masivamente en las mismas, sino que lo hagan a través de los medios de comunicación. En ese sentido, aunque «es evidente que la misa por radio o televisión de ninguna manera sustituye la participación directa y personal en la asamblea eucarística», puede contribuir en estos momentos extraordinarios para la conveniente celebración del Día del Señor.

Se anima, no obstante, a la apertura de las iglesias parroquiales y no parroquiales para la oración personal de los fieles, más importante si cabe en esta situación.

La Diócesis ha decidido , además, suspender en la localidad las catequesis y los encuentros con niños y adolescentes. Igualmente, es conveniente posponer todo tipo de encuentros y reuniones masivas.

A nivel general y en el conjunto de la Diícesis, se estipula conveniente retirar el agua bendita de las pilas que hay en las entradas de los templos y de otros lugares de devoción.

También mantener la indicación de evitar dar la mano y otras formas de contacto físico en el rito de la paz; y recordar que, según lo previsto en las normas, es posible también prescindir de este rito en estas circunstancias, e invitar directamente a la preparación para la comunión.

Finalmente, fija que las muestras de devoción y afecto hacia las imágenes, tan propias de este tiempo de Cuaresma y en la próxima Semana Santa, puedan ser sustituidas por otras como la inclinación de cabeza ante las imágenes sagradas.

El día de Viernes Santo, en la Adoración de la Cruz, sugieren que se utilice la segunda forma propuesta en el Misal.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS