ARCHIVADO EN

La Diócesis pide dinero para sus templos mientras se lo gasta en comidas con Méndez Pozo

Mario Iceta Nuevo Arzobispo Burgos (Diciembre 2020)

La Diócesis de Burgos desarrollará este fin de semana su ya tradicional campaña protemplos de cada verano con el objetivo de que fieles y turistas paguen los arreglos de parroquias y ermitas en avanzado estado de deterioro de la provincia.

Hasta aquí lo que podría entenderse una colecta más de la Iglesia. Sin embargo, su convocatoria debería sonrojar al Arzobispo Mario Iceta, quien pide limosnas para sus templos mientras se gasta ingentes cantidades de dinero en comidas con el vicepresidente de la Fundación de la Catedral, Michel Méndez Pozo.

La última campaña protemplos permitió reparaciones por un importe de 45.000 euros. Una cantidad insignificante al lado de lo que la Iglesia se gasta en Burgos en convites para 200 personas en uno de los restaurantes más caros de la ciudad, como veíamos hace una semana.

Así, cuesta creer que la Diócesis ruegue la colaboración de los fieles y que éstos respondan a su llamamiento, si son conocedores de tales circunstancias.

Tal vez el Arzobispo tendría mayor credibilidad e inspiraría mayor confianza si ejerciese como digno representante eclesiástico en Burgos y no como un servil peón más del expresidario Méndez Pozo.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS