La desaparición del Distrito Industrial implica la modificación del Reglamento

El vicealcalde de Burgos, Fernando Martínez-Acitores, confirmó este jueves en el Canal 54 que la supresión del Distrito Industrial implica, necesariamente, una modificación del Reglamento que regula los distritos. Un paso administrativo que lastrará, de nuevo, el inicio del funcionamiento de las Juntas de Distrito.

Desde el Equipo de Gobierno, formado por PP y Vox, entienden que este distrito no ha empezado nunca a funcionar porque incluso los propios afectados no han mostrado interés para ello. De hecho, en la legislatura pasada el Distrito Industrial nunca llegó a constituirse. Sin embargo, llama la atención que fueran el PP y Vox quienes apoyasen la propuesta de Ciudadanos para crear este distrito, inexistente en el arranque del pasado mandato.

Ahora, con esta decisión, Burgos volverá a tener 5 distritos: Centro Norte, Sur, Este, Oeste y Periférico. Martínez-Acitores ha vuelto a recordar que, en aras de que los distritos sean más funcionales y operativos, sus presidentes deben tener funciones ejecutivas, por ello, insiste en que las presidencias recaeran todas en concejales del Equipo de Gobierno. Esto ya se anunció, 4 presidencias serán para los Populares mientras que 1 será para un concejal de Vox. Con las vicepresidencias pasará lo mismo pero invirtiendo los partidos políticos.

El mayor problema que tiene la modificación del reglamento es que va a retrasar considerablemente la constitución de las Juntas de Distrito. Una modificación implica su aprobación a través del Pleno. A mayores, la constitución de las Juntas implica iniciar todos los mecanimos para la elección de los miembros de las mismas, tanto del tejido asociativo como los ciudadanos que estén interesados en participar a titulo particular.

El Ayuntamiento de Burgos debería aprovechar esa modificación para estudiar una fórmula que impidiera que cada nueva legislatura la ciudad pasase, en el mejor de los casos, medio año sin sus Juntas de Distrito Operativas.

Cabe recordar que el Equipo de Gobierno debería empezar ya a trabajar en la elaboración del presupuesto del año 2024, cuya aprobación inicial no tendría que irse más allá del mes de octubre o noviembre (si es que queremos hacer las cosas bien). Los distritos tienen la capacidad de decidir qué hacer con el 1% del presupuesto, que suele rondar los 2 millones de euros a repartir entre los 5. Pero para poder tomar esas decisiones, es imperativo y obvio que las Juntas de Distrito deben estar constituidas, cosa que, de momento, parece que va para largo.

OTRAS NOTICIAS