La Delegación del Gobierno activa la fase de alerta por nevadas en Burgos

La Delegación del Gobierno en Castilla y León ha activado la fase de alerta en las provincias de Ávila, Burgos, León, Segovia y León, ante la posibilidad de que se produzcan nevadas, de acuerdo con el protocolo de actuaciones ante situaciones meteorológicas extremas, que regula las actuaciones de los organismos de la Administración General del Estado con el objetivo de asegurar la vialidad en las carreteras de titularidad estatal, y, en su caso, prestar la asistencia adecuada a los ocupantes de vehículos.

Desde la Delegación del Gobierno en Castilla y León se recomienda que si se va a viajar se solicite información previa del estado de las carreteras y de la situación meteorológica, se evite el viaje en coche siempre que no sea necesario y utilizar, a ser posible, transporte público y, en caso de ser imprescindible la utilización del vehículo, revisar neumáticos, anticongelante y frenos. Además, hay que tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina, y llevar cadenas y elementos de abrigo.

Asimismo, es recomendable llevar un teléfono móvil y dispositivo de alimentación del mismo e i muy atento para tener especial cuidado con las placas de hielo. Es difícil determinar en qué lugar del trayecto pueden haberse formado, aunque generalmente las zonas de umbría son las más habituales.

La Delegación del Gobierno ha preparado un dispositivo en la Red de Carreteras del Estado en Castilla y León para afrontar la prevención, la vigilancia y las actuaciones de vialidad invernal en estos meses de invierno 2012/2013.

Los principales objetivos de la campaña de este dispositivo son informar al usuario con la antelación suficiente, minimizar las perturbaciones al tráfico como consecuencia de las nevadas y evitar la formación de placas de hielo.

Por el territorio de Castilla y León discurren más de 5.600 kilómetros de las carreteras de titularidad estatal, de los que 2.000 corresponden a autovías y autopistas, y 3.673 a vías convencionales.

A través de las dos Demarcaciones de Carreteras del Estado en Castilla y León (Este y Oeste), la DGT, la Guardia Civil, Protección Civil y Meteorología, el dispositivo previsto por la Delegación del Gobierno (y sus nueve Subdelegaciones) para afrontar esta campaña es de 431 máquinas quitanieves, 159 estaciones meteorológicas, 65.915 toneladas de CINa, 4 millones de litros de depósitos de salmuera, 15.935 toneladas en silos y 69 plantas de salmuera.

Participan en total en este dispositivo 2.877 personas: 980 personas de las Demarcaciones Occidental (403) y Oriental (577), 1.500 agentes de Tráfico Guardia Civil, 15 del Centro de Control de Tráfico, 15 de Coordinación Protección Civil, 67 Comités Ejecutivos emergencias y 300 de la UME.

loading...