La corrupción en España, en la portada del New York Times

Aunque el Alcalde de Burgos haya recurrido en no pocas ocasiones últimamente a las publicaciones del rotativo neoyorkino, en su edición del domingo también trata de otras cuestiones que de algún modo tiene fiel reflejo en nuestra ciudad:la corrupción en España.

Dice el rotativo que: «En un momento en el que España está imponiendo planes de austeridad para recortar el déficit, estos casos de corrupción política extendida están avivando el amargo resentimiento, desestabilizando gobiernos y minando la credibilidad de la clase política en su conjunto«.

Se insiste en que los problemas de corrupción no son propiedad de un partido político, afectando incluso a la monarquía.

Todavía, el único estamento que permanece sin sobresaltos, es el poder judicial, y ello únicamente en tanto en cuanto son los propios jueces quienes han de sancionar a los compañeros, realidad que permite el que los imputados sean esencialmente ciudadanos, políticos y autoridades.