La copa de la Champions bajo custodia policial

Copa de la Champions League del San Pablo en la Policía
Copa de la Champions League del San Pablo en la Policía

El San Pablo muestra su trofeo de Champions League en la sede de la Policía Nacional de Burgos durante los próximos días.

El club de baloncesto ha depositado la copa en las dependencias policiales, donde la ha recibido el comisario de la olicía Nacional en Burgos, Jesús María Nogales García.

El comisario ha señalado que se trata de “una alegría y un placer inmensos que el club se haya permitido este honor de tener la copa en nuestra casa”, teniendo en cuenta que el título de Champions supone “el mayor hito histórico deportivo de la ciudad de Burgos”.

Nogales ha apuntad además que “la Policía colabora todo lo que puede con las instituciones deportivas de la ciudad. La protección de los eventos deportivos corre de nuestra cuenta”, y ha puesto en valor el trabajo de todos los compañeros del cuerpo policial para velar por la seguridad de los espectadores y de los equipos deportivos.

El trabajo de la Policía Nacional en un evento como un partido en el Coliseum pasa por “asegurar de que no ocurra nada malo para que la gente que vaya al baloncesto pueda disfrutarlo como lo que es, un magnífico espectáculo deportivo”.

El comisario en Burgos ha explicado que su labor pasa por tener en cuenta tanto las amenazas que puedan darse en el entorno del encuentro, entre ellas, “las aficiones que vienen, la gente, los equipos que se desplazan…”, como las externas, en las que cabe “que podamos tener gente que quiera intentar boicotear esa celebración”.

Ahora que la afición no puede acudir, Jesús María Nogales ha afirmado que “es más fácil controlar el evento porque hay menos problema de masa de gente”, pero ha reconocido que “estamos deseando tener problemas en ese sentido”.