La Consejera de Cultura hace balance de los tres primeros años del Museo de la Evolución Humana

La Consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, ha hecho balance hoy de los tres primeros años del Museo de la Evolución Humana. Según la cifras que maneja la propia consejera, cuya procedencia se desconoce, son más de 740.000 los visitantes que se han acercado hasta el Museo de la Evolución Humana.

En esta ocasión la Consejera ha preferido obviar, o dejar para otros interlocutores, las cifras del impacto económico, esas que se vienen lanzando en base a baremos que son falsos y arrojan realidades completamente inventadas.

Los datos que provienen del Museo de la Evolución Humana son, cuando menos, discutibles porque muchas veces parecen creados expresamente para ensalzar la imagen de un centro que, realmente, no está cumpliendo con las expectativas previstas.  No hay más que fijarse en una curiosidad, cuando en junio del año se alcanzaron los 500.000 visitantes y casualmente el número medio millón fue un estudiante estadounidense de Antropología.

La cifras que García tilda de positivas podrían serlo más si se tuvieran en cuenta las reclamaciones de los trabajadores del Equipo de Didáctica del Museo que, la semana pasaba, denunciaban una merma considerable en las condiciones laborales de uno de los departamentos mejor valorados del museo.