La CGT denuncia las malas condiciones contra el calor que las empresas imponen a sus trabajadores

IMG-9314

La Confederación General de Trabajo (CGT) ha denunciado la falta de soluciones que determinadas empresas ofrecen a sus empleados cuando desarrollan jornadas de trabajo con mucho calor o temperaturas extremas.

Desde el sindicato destacan la falta de medidas eficaces que las empresas deberían promover para evitar estas jornadas laborales de extremo calor, a lo que ellos denominan «estrés térmico». Sostienen que la única responsabilidad en este sentido es de la patronal y echan la culpa de todos estos males al sistema económico vigente en nuestra sociedad, el capitalismo. Nacho Cerezo, miembro del secretariado permanente de la CGT, alerta sobre el aumento de las olas de calor que se están dando en los últimos años y afirma que, a pesar de ello, los trabajadores están «abandonados» a la suerte del capitalismo.

Cerezo explica que los empleados casi siempre aceptan el protocolo impuesto por las empresas porque muchos de ellos viven en situaciones de precariedad y tienen «miedo» a perder su trabajo. En este sentido, varios colectivos como la administración pública, los jardineros o los servicios de limpieza y recogida de basuras son los más afectados por las altas temperaturas que se sufren en verano.

Según el sindicato, muchas empresas hacen recomendaciones a sus trabajadores que no llevan a ningún lado, como hidratarse durante todo el día o trabajar en la sombra. Sin embargo, hay determinadas labores que se tienen que realizar al sol, por lo que consideran que estos consejos son «insuficientes» y que la normativa no se negocia teniendo en cuenta a los trabajadores, sino solo los intereses de los empresarios.

El año pasado se registraron un total de 42 muertes en todo el territorio nacional debido a golpes de calor durante jornadas laborales, todas ellas sucedidas en trabajos a la intemperie. Por ello, desde la CGT piden que sean los propios empleados los que se autoprotejan y los que dirijan las dinámicas de negociación, ayudados también por los ayuntamientos a los que señalan que «tienen una tarea pendiente» en este sentido.

Algunas de las medidas preventivas que proponen desde el sindicato para paliar esta problemática son entrar una o dos horas antes al trabajo para evitar las horas más calurosas, rotar las tareas para evitar la exposición, tener en cuenta la circunstancias personales y físicas de cada trabajador o incluso interrumpir la actividad y abandonar el lugar de trabajo en situaciones extremas.

Por último, señalan que ante este denominado estrés térmico, los empleados deben solicitar a sus representantes legales o empresa la Evaluación de Riesgos en su puesto de trabajo, valorando las actividades preventivas para su eliminación en caso de que sea necesario. En caso de que no se les facilite esa información, los trabajadores pueden optar por otras acciones sindicales como movilizaciones, denuncias públicas o solicitar el cumplimiento de la normativa a través de la Inspección de Trabajo.

OTRAS NOTICIAS