ARCHIVADO EN

La cancelación de las rebajas, un «jarro de agua fría» para el comercio

REBAJAS

La Confederación de Comercio de Castilla y León ha recibido como un «jarro de agua fría» la cancelación de los periodos de rebajas y cualquier otra acción promocional en los establecimientos, que suponga la aglomeración de personas.

El Gobierno, a través de una orden ministerial publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), ha determinado que este tipo de acciones sólo se podrán realizar a través de plataformas online.

«Restricción a las acciones comerciales con resultado de aglomeraciones, en la que se señala que los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones. Esta restricción no afectará a las ventas en rebaja ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realicen a través de la página web».

Para el pequeño comercio, se trata de una medida sin precedentes que sólo beneficia a las grandes cadenas de distribución de venta online y que de nuevo supone un agravio comparativo sobre el desarrollo de la actividad del comercio independiente, fundamentalmente para el sector de moda y calzado.

La confederación considera, además, que es una medida que carece de sentido cuando, ya hay establecidas limitaciones de aforo en los locales comerciales para las distintas fases, encaminadas a garantizar la seguridad de comerciantes y consumidores.

Por ello, el colectivo ha instado al Gobierno central a que rectifique esta medida y que coordine estas decisiones «tan vitales» con los representantes de miles de pequeñas y medianas empresas del comercio, para que valore la solicitud de revisar el periodo de rebajas, regulando estas promociones independientemente del canal donde se efectúe la compra.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS