La Agrupación Casco Histórico Alto denuncia nuevos desperfectos en la zona a causa del botellón

Cristal roto casco antiguo acensor

La Agrupación Casco Histórico Alto ha denunciado, a través de un comunicado de prensa,  nuevos desperfectos en el mobiliario urbano de la zona a causa del botellón.

Desde la agrupación, denuncian nuevos desperfectos en la cristalera del ascensor junto al albergue de peregrinos, al parecer ya había sido roto hace escasa fechas, y este fin de semana ha quedado totalmente destrozada. Además, apuntan, que este mismo ascensor fue objeto de vandalismo en la noche de Carnaval, cuando a golpes consiguieron abrir la puerta dejando el aparato totalmente inservible.

Por otro lado, las calles  adyacentes a la iglesia San Esteban y la ladera situada enfrente, así como la muralla y el arco de San Esteban, son el marco constante de reuniones de jóvenes que practican el botellón, llegando a cifras que superan las cien personas.

Los destrozos materiales son incontables: retrovisores y lunas rotas, puertas de edificios fracturadas, grafitis y pintadas en las fachadas. En cuanto al mobiliario urbano, dos elementos fueron rotos en varias ocasiones y tuvieron que ser retirados por al ayuntamiento por no poderlos mantener: la marquesina del autobús nº15 que se encontraba en la plaza, frente al CAB, y la barrandilla de cristal que marcaba el inicio de la subida al Castillo, en el mismo lugar.

 

OTRAS NOTICIAS