La agenda 2030 busca reducir a la mitad las víctimas mortales en accidentes de tráfico

La Subdelegación del Gobierno en Burgos ha acogido hoy un discreto acto en homenaje al Día Mundial de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, que fue el domingo 17 de noviembre.

El Subdelegado en Burgos, Pedro de la Fuente ha destacado la importancia de las campañas que se están llevando a cabo por parte de las diferentes administraciones, dentro de la denominada Agenda 20-30 para el Desarrollo Sostenible. En ella se recoge el objetivo de reducir la mortalidad en accidentes de tráfico a la mitad para el año 2030. Desde la Subdelegación recuerdan que, de no hacer nada, los accidentes serán la séptima causa de defunción en el mundo para esa fecha.

Por su parte, el jefe provincial de la Dirección General de Tráfico, Raúl Galán, ha destacado las tres principales causas de los accidentes, y que se reparten a partes iguales: Consumo de drogas (incluida el alcohol), distracciones por el teléfono móvil y el exceso de velocidad.

Como es habitual en este tipo de actos, la Administración General del Estado no hace mención al estado de sus carreteras ni a los llamados puntos negros, que son esos tramos que la propia administración no mejora y se limita a colocar carteles señalándolos como «tramos de concentración de accidentes».

En lo que va de año se han producido un total de 258 accidentes de tráfico en nuestra provincia, con un total de 9 víctimas mortales. El año pasado por estas fechas, con la Autovía hasta Miranda de Ebro aún de pago y la Nacional I saturada, los fallecidos se elevaban hasta 20.

El acto, al que han acudido representantes de la Policía Local, del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Bomberos de Burgos, se ha cerrado con un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de accidentes de tráfico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here