La Administración Pública y la Sanidad destruyen 49.300 trabajos en septiembre

Foto: prensa.empleo.gob.es
Foto: prensa.empleo.gob.es

La Administración Pública y la Sanidad han destruido en septiembre un total de 49.300 trabajos, según la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

El sector de la Administración Pública destruyó el pasado mes de septiembre 39.505 puestos de trabajo que, sumados a las 9.800 bajas registradas en el sector específico de Sanidad y Servicios Sociales, arroja una cifra de 49.303 empleos perdidos, según los datos de la Seguridad Social.

La CSIF reclama por este motivo al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas una reunión urgente para evaluar esta situación, dado que no tienen constancia de que un mes de septiembre haya sido tan devastador para el empleo público.

De hecho, solo el empleo destruido el pasado mes supera en 10.000 el número de plazas que contempla toda la oferta de empleo público para 2023 en la Administración General del Estado, lo que da muestras de la gravedad de esta situación. Además, ya van dos meses consecutivos de destrucción de empleo, ya que en agosto se perdieron otros 11.121 puestos de trabajo en las administraciones públicas.

Por todo ello, CSIF mantiene su preocupación por la sostenibilidad de las administraciones públicas a medio plazo y espera que se conforme un Gobierno que permita diseñar cuanto antes los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año y la oferta de empleo público.

El sindicato también reclama que la Administración General del Estado cuenta con una plantilla envejecida y tensionada en áreas y organismos fundamentales, lo que dificulta la prestación al ciudadano de unos servicios públicos de calidad.

Según el último registro del Boletín Estadístico de Personal , la Administración Pública Estatal ha perdido 64.400 trabajadores en 10 años. Así quedó de manifiesto durante la pandemia, cuyos efectos aún lastran las administraciones.

Por ello, la CSIF demanda que se suprima la tasa de reposición para contribuir a la creación de empleo neto y el diseño de unas plantillas adecuadas a las necesidades reales de la ciudadanía mediante la planificación plurianual. Además, exigen agilizar los procesos selectivos y potenciar la promoción interna como sistema ordinario de provisión de puestos de trabajo.

OTRAS NOTICIAS