L a Federación Española de Entidades Menores llama a «rebelarse» contra la Reforma Local

La Federación Española de Entidades Locales Menores, FEEM, va a instar a los gobiernos autónomos del país a rebelarse contra la Ley de Reforma Local, en concreto en lo que se refiere a la disolución y supresión de las entidades locales autónomas que no puedan cumplir en plazo con la presentación de cuentas a la que obligaba el citado texto legal, bajo pena de supresión.

“Vamos a instar a que los gobiernos autónomos se rebelen y defiendan a sus entidades menores contra esta ley injusta y alegal”, ha dicho el presidente de FEEM, Antonio Martín Cabanillas, “ya que las entidades no son las culpables de su propia situación económica y, por lo tanto, de su imposibilidad de cumplir por falta de recursos. Son los ayuntamientos matrices los que no apoyan ni económicamente ni con asistencia letrada de la secretaría de intervención la posibilidad de cumplir con este requerimiento”.

“Nos preguntamos”, inquieren indignados desde FEEM, “por qué el Ministerio de Hacienda no obliga con la misma firmeza a los municipios a ejecutar las transferencias económicas a las que está obligada para el soporte de las entidades”.

Este ha sido uno de los principales asuntos que se ha abordado en la Asamblea General de la Federación de Castilla La Mancha, que ha provocado las protestas de los representantes de las entidades y la demanda generalizada de una solución, a través de la modificación de la Ley 27/2013 (Reforma Local) y de la exigencia al resto de administraciones autonómicas para que también reformen las leyes locales, tal y como se ha hecho en Extremadura.

En concreto, esta comunidad ha sido pionera en nuestro país en equiparar, a partir de este momento, municipios y entidades locales en competencias y financiación, según la reciente Ley 5/2015 de entidades locales menores y mancomunidades de Extremadura.

Por otro lado, en la Asamblea de Castilla La Mancha –en la que participó por parte de FEEM su secretario general, Miguel Gregorio Martínez-, se adoptaron otros acuerdos más concretos como solicitar a la presidenta de la Comunidad que no inste a la disolución de ninguna entidad en cumplimiento de la Reforma Local –una solicitud que se hará extensiva a todas las comunidades autónomas-; instar a todos los parlamentos autonómicos a legislar en la misma línea que Extremadura, en cuanto al reconocimiento y equiparación de competencias y financiación de las ELAs; estudiar la solicitud de una petición de encuentro con todos los alcaldes afectados con el Ministro Montoro.

Finalmente, en el caso concreto de la Federación en Castilla La Mancha, tras la celebración de las elecciones autonómicas y locales, se acordó proceder a la celebración de una nueva asamblea.