Jurado mantiene que no sabía que había que mantener medidas de limpieza en los colegios

En el pleno de este viernes se ha dado cuenta de la resolución relativa a la tramitación de emergencia de la contratación del servicio de limpieza y desinfección de los Colegios Públicos Municipales para evitar la propagación del COVID-19 en las aulas.

Un contrato de emergencia que la oposición no entiende ya que era previsible que los colegios una vez empezara el curso iban a tener la necesidad de limpiezas y desinfecciones continuas. La portavoz del Grupo Municipal Popular, Carolina Blasco, insiste en que, además, la Delegación Provincial de Burgos avisó en junio que se aplicarían medidas de prevención relacionadas con la adopción extraordinaria de medidas de limpieza y que de tenía que comenzar con la contratación de prestación de tales servicios, desmintiendo al socialista, David Jurado, que afirma que se avisó a finales de julio, hecho que no es cierto.

Jurado, justificándose, pregunta a los que no son sus socios qué «¿cuándo es el momento de aplicar un contrato de emergencia si no es en una pandemia?». Además, respondiendo al edil de Vox, Ángel Martín, que le había preguntado previamente si no sabían cuándo empezaba el curso, le ha calificado de «cuñado».

Otra manera de excusarse ha sido comparar la situación con la catástrofe la Palma, subrayando que si en estas situaciones, para él similares, no se recurre a este tipo de contratos no sabe cuándo se debe hacer. Así, la portavoz popular le ha dicho que poner al mismo nivel ambas situaciones es, cuanto menos, «desacertado».