Investigadores de la UBU demuestran que los hombres de Atapuerca eran robustos y atléticos

Atapuerca

Los investigadores José Miguel Carretero, Laura Rodríguez y Rebeca García González, del Laboratorio de Evolución Humana de la Universidad de Burgos, han analizado la robustez esquelética de los huesos de los humanos de la Sima de los Huesos en dos estudios, cuyos resultados se han publicado las prestigiosas revistas internacionales Journal of Human Evolution y el Journal of Anatomy .

Los científicos han llevado a cabo el análisis morfológico de huesos de la Sima de los Huesos, analizado sus propiedades físicas y calculado por primera vez el volumen real de los huesos, así como como el peso total del esqueleto de al menos dos individuos. Sendos estudios arrojan conclusiones muy importantes sobre el tipo de movimientos que debían tener aquellos Homo heidebergensis, muy resistentes y capaces de hacer rápidos cambios de dirección; y comparan su parecido con el resto de los neandertales.Gracias al excepcional estado de conservación de estos fósiles, se han obtenido datos muy precisos de los grosores y densidades de los huesos, lo que ha permitido cortes virtuales transversales y analizar los huesos en imágenes 3D.

Los investigadores recuerdan que los análisis biomecánicos de restos esqueléticos son especialmente valiosos a la hora de reconstruir patrones de comportamiento y actividad física de los individuos. Lo primero que constataron es la enorme robustez que presentan los huesos de estos humanos arcaicos, mucho más robustos y con unas paredes corticales mucho más gruesas y diámetros exteriores mayores que en nuestros huesos. En esto, lo humanos de Sima de los Huesos se parecen también a los de los Neandertales y otros humanos arcaicos, como Homo ergaster y Homo erectus.Los científicos de la UBU defienden que el biotipo corporal de estos humanos es diferente al nuestro, no solo por una cuestión de tamaño, sino por la diferente forma corporal, mucho más ancha y con diferentes proporciones a las nuestras. La forma de su fémur es pues un reflejo de un diferente patrón de fuerzas debido a diferencias en la forma corporal.

Los huesos de los humanos de Sima de los Huesos tienen más volumen que el nuestro, y como consecuencia un mayor peso, aproximadamente un 40% en los fémures y entre un 20 y un 40% en los húmeros dependiendo del lado y comparado el peso del esqueleto de estos dos individuos masculinos de SH, ambos tendrían un esqueleto un 35% más pesado que un individuo actual de su tamaño. El esqueleto pesaría 7.200 gramos y el Fémur 5.900, frente al promedio actual que sería de 4.200 gramos.

Además han indagado sobre el origen de una mayor masa esquelética en estos humanos o en qué medida esta gran robustez esquelética es una adaptación fuertemente determinada por los genes como parte de un biotipo corporal diferente al nuestro.

loading...