Intervenida una residencia en Briviesca por parte de la Junta

Isabel Blanco Consejera Familia

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León ha comunicado este viernes la intervención de una residencia de ancianos de Briviesca, ante la situación por la que atraviesa el centro.

La instalación, denominada Reina Amalia II, tiene 29 residentes, de los que 21 son casos positivos en coronavirus, según ha informado el Gobierno autonómico.

Ante la falta de profesionales que presenta el centro por bajas, una parte de los residentes se trasladará a la residencia pública de la Junta en Miranda de Ebro.

Otros residentes permanecerán en la dotación briviescana y se dará también la posibilidad de que algunos puedan ir con sus familias a sus casas.

A continuación se muestra el comunicado emitido por la Junta con motivo de dicha intervención:

Debido a la situación originada ante la falta de personal detectada en el centro de carácter privado “Reina Amalia II“ de Briviesca (Burgos), que cuenta con un total de 29 residentes, la Junta de Castilla y León ha decidido adoptar una serie de medidas para garantizar la adecuada atención a los mayores, de conformidad con lo establecido en el artículo 5 de la Orden SND/275/2020, de 23 de marzo, en relación con la mencionada Orden SND/265/2020, de 19 de marzo y la Orden SND/295/2020, de 26 de marzo. Por ello, ha procedido a nombrar como directora a una empleada pública y la entidad titular del centro, pondrá a disposición de la nueva dirección todo el personal y los medios materiales necesarios para el desarrollo de la actividad. Asimismo, se ha decidido trasladar a nueve de sus 29 mayores, a la residencia “D. Francisco Hurtado de Mendoza y Dª María Mardones” en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro, cuya titularidad corresponde a la Gerencia de Servicios Sociales, ya que cuenta con plazas y personal disponible para garantizar su atención. De esta manera, también se aligera la carga asistencial de los trabajadores del centro “Reina Amalia II” en Briviesca, donde en la actualidad permanecen 20 residentes y pueden así, dispensar los cuidados que necesitan los mayores de dicho centro. La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y la de Sanidad lamentan los inconvenientes que puedan ocasionar a los usuarios y sus familiares este tipo de decisiones, que tienen como objetivo principal garantizar los cuidados y la atención de nuestros mayores.

Con la intervención del centro “Reina Amalia II” en Briviesca (Burgos) son cuatro las que ha llevado a cabo la Junta de Castilla y León, desde que se originara la pandemia por coronavirus, en las residencias privadas: “Valle del Cuco” ubicada en Adrada de Haza (Burgos), “Caracillo” en Ciudad Rodrigo (Salamanca) y “El Roble” en Caboalles de Abajo (León).