Hacer el ridículo a nivel nacional

Imagen de archivo de la Vuelta a Burgos
Imagen de archivo de la Vuelta a Burgos

Mientras el vicepresidente de la Diputación Provincial y líder de ciudadanos, Lorenzo Rodríguez aparece exultante y sin caber en sí, en los informativos de las grandes cadenas nacionales aparecen miles (no unos pocos o algunas decenas) de ciudadanos sin mascarillas y sin guardar las distancias de seguridad(les invitamos hoy a ver los informativos de tele5, antena3,…)

Esto , sinceramente, es para exigir responsabilidades a todos los organizadores y llevarlas hasta el final.

Tal vez por eso, un muy astuto Cesar Rico, ha decidido que era el mejor momento para marcharse de vacaciones y dejar al «sabelotodo» de ciudadanos al frente del lío.

Del mismo modo, tampoco parece que el Alcalde Daniel de la Rosa tenga mucha intención de exigir el que la policía local multe y actúe en la Vuelta, demostrando una vez más que la policía local e su juguete para utilizarla según su capricho y según en qué momento y contra quien,  y lo que le digan las encuestas.

Dicho lo anterior, y si nos olvidamos un segundo de la Vuelta,lo que resulta un verdadero atentado a la salud es el obligar al resto de los burgaleses, ajenos a la vuelta y a la concentración de público en que se agolpan unos contra otros para ver a los corredores, a tener que llevar mascarilla con más de 30º.¡Eso si que es un riesgo para la salud!¿O, es que hay algún médico que diga que eso es bueno?

Retomando, recordamos los padecimientos a los que se ha sometido a algún establecimiento hostelero porque un día, en un determinado momento grupo en su interior unas 100 personas más de las debidas, ¿Y ahora con las miles que no cumplen?Porque son miles no algunas decenas.¿quienes son los responsables de mostrar al país este incumplimiento grosero y generalizado y además difundido a nivel nacional.Ninguno de nuestros políticos dice «ni pío».

Y para rematar este pensamiento, nos preguntamos ¿porqué tiene que pagar cualquier burgalés de aquellos a los que la policía ha denunciado por no llevar mascarilla o no guardar la distancia de seguridad, cuando la Diputación y el Ayuntamiento organizan un espectáculo de masas como la Vuelta a Burgos, donde se ven miles de incumplimientos que luego no son perseguidos. Y no será porque no hay policía en sus alrededores, sino porque sencillamente utilizamos las normas y la ley cuando y contra quien nos da la gana, sin ningún tipo de rubor.

¿Dónde está ahora el riesgo de infección por el que se restringen derechos básico y libertades de los ciudadanos, o se cierran o limita hasta la locura la propia actividad de bares, restaurantes y discotecas?. ¿Ha desaparecido? Posiblemente lo que le pase es que mientras se muestra muy bravo y altanero para obligar a los ciudadanos y empresarios de Burgos.

Ya basta de tanta tontería y tantas restricciones, porque de lo que estamos presenciando, se deduce que cuando nuestros políticos quieren, no hay ni impedimento ni riego alguno que impida el que se puedan lucir y «chupar cámara», por tanto y en consecuencia la conclusión es obvia:se están riendo de nosotros a la cara.

loading...