Furtivos cazan un jabalí en la Sierra de la Demanda

CAZA FURTIVA

La Guardia Civil ha investigado a F.J.V.A. de 54 y a B.A.P. de 64 años, como presuntos autores de un delito relativo a la Protección de la Fauna y Flora, por practicar la caza y abatir un jabalí en un paraje de la Reserva Regional de Caza de Sierra de la Demanda sin autorización y uno de ellos por un delito de tenencia ilícita de armas, por realizar el disparo y carecer de licencia de armas.

Los hechos acontecieron el pasado martes 26 de enero a plena luz de día, ya que eran las 12:45 horas. Los agentes circulaban con el vehículo oficial por la carretera BU-822, cuando percibieron por delante un vehículo detenido y orillado parcialmente a su derecha, por lo que redujeron la marcha para interesarse por la vicisitud.

Al aproximarse a su altura sorprendieron a 2 personas que transportaban un animal de grandes dimensiones y le cargaban en una furgoneta por su parte posterior, y que resultó ser un ejemplar macho de jabalí. En el vial de aguas que delimita la calzada, próximos a su posición, repararon en unas manchas de sangre; la muerte del animal no parecía por atropello, lo que levantó sus sospechas.

Al preguntar por el origen del animal no supieron dar una respuesta lógica, por lo que les requirieron la documentación personal para su identificación y la correspondiente para realizar el ejercicio de la caza en el terreno cinegético del que habían retirado el animal, ubicado en la Reserva Regional de Caza de Sierra de la Demanda; ésta última autorización no pudieron exhibirla por carecer de ella.

Un registro superficial al interior de la furgoneta permitió localizar un cuchillo de grandes dimensiones, munición del calibre 30-06 Springfield y un rifle del mismo calibre sin municionar y fuera de su funda en el habitáculo.

Las pesquisas practicadas permitieron averiguar quién fue la persona que realizó el disparo y por tanto había usado el rifle; las gestiones llevadas a cabo han demostrado que carecía de licencia de armas, por lo que se ha intervenido el rifle así como el resto de objetos, en tanto que el animal ha sido entregado al Centro de Recuperación de Animales Salvajes en Burgos.

Ambos burgaleses han sido investigados como presuntos autores de un delito relativo a la Protección de la Fauna y Flora, instruyéndose diligencias que han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Salas de los Infantes.