ARCHIVADO EN

Fomento pide aclaraciones para la reapertura del Directo, que condiciona a la demanda empresarial

Tren directo

Más de lo mismo. Así es como se podría resumir la reunión que han mantenido este martes en Madrid representantes de Burgos, Castilla y León y el Ministerio de Fomento para analizar la reapertura del tren directo Madrid-Aranda-Burgos.

Y es que los representantes de Fomento, encarnados en las figuras del secretario de Estado de Infraestructuras y el secretario general de Transportes, Julio Gómez Pomar y Miguel Miño, respectivamente, han trasladado al alcalde de Burgos, Javier Lacalle, el presidente de la Diputación, César Rico, y el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, la necesidad de hacer aclaraciones en el estudio para la reapertura de esta vía remitido al ministerio el pasado mes de noviembre.El Gobierno central no se queda ahí y condiciona cualquier decisión positiva a la demanda empresarial real existente. Unos argumentos que ya esgrimió a finales de diciembre en la capital burgalesa el propio titular de Fomento, Íñigo de la Serna, durante la presentación del estudio informativo del AVE al País Vasco.

Las lagunas y las deficiencias en el documento remitido son amplias y por ello se exige que se subsanen antes de adoptar cualquier tipo de decisión en torno a la vía.Los representantes burgaleses en la reunión, César Rico y Javier Lacalle, han reusado hacer declaraciones tras este encuentro en Madrid, pese a que a través de un comunicado del Ayuntamiento de Burgos han tratado de mostrar una «sensación positiva» tras el encuentro.

Lo cierto es que esta nueva reunión en el Ministerio de Fomento evidencia dos cuestiones, que el propio ministro y el alcalde burgalés no mantienen tan buena relación como el regidor municipal dice, de lo contrario el titular del Gobierno habría participado en la reunión, y que a Javier Lacalle lo ponen en evidencia hasta en su propio partido. Y es que, pese a que el alcalde había ocultado este encuentro, en su agenda pública únicamente figuraba este martes su participación en Madrid en un acto de Patrimonio Nacional, el propio Ministerio de Fomento hacía pública la convocatoria, evidenciando una vez más la complicada situación por la que atraviesa el Partido Popular en Burgos, fielmente reflejada por  la deriva a la que Javier Lacalle ha sometido al Ayuntamiento, auspiciada por el presidente provincial de los populares, César Rico.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS