ARCHIVADO EN

Fidel Herráez deja huella en Burgos

Fidel Herraez (Octubre 2020)

El todavía arzobispo, Fidel Herráez, recalca que se lleva muchas cosas buenas de Burgos, en especial el cariño y el trato recibido por la personas. A Herráez le quedan poco menos de 2 meses para abandonar la capital burgalesa y dejarle el camino a Mario Iceta, a quién considera «una gran persona y muy cualificada para este puesto, no sólo por su extensa formación sino por su gran dedicación.»

La semana pasada, Ciudadanos propuso a Fidel como hijo adoptivo de la ciudad, algo que él ha recibido como una grata sorpresa, pero ayer aseguro en el programa Escritorio Local de está misma casa, que si esta propuesta llega a cumplirse, quiere que sea por un consenso de todos, no por intereses políticos.

El arzobispo recalcó que durante los 5 años que ha estado aquí, ha querido dejar huella, algo que cree que ha conseguido por sus numerosas iniciativas en el campo de la evangelización, y por supuesto, por estar siempre ayudando a todo aquel que se lo pidió. Herráez asegura que «han sido 5 años muy intensos pero bonitos», a día de hoy son muy pocas las parroquias que le quedan por visitar en la provincia de Burgos antes de su marcha, a todas ellas ha ido de manera personal para conocer al párroco y cómo se vive en esa zona, una iniciativa que considera que le ha enriquecido mucho por dentro.

En cuanto al paso de la pandemia, Herráez recalcó que fueron tiempos difíciles para todo incluso para el culto, pero la ayuda que ha visto por parte de los voluntarios tendiendo su mano día a día a los más vulnerables, se lo lleva tatuado en la memoria para siempre.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS