Extreme las precauciones con sus sistemas de calefacción para evitar incendios e intoxicaciones

La mayor parte de las daños en incendios no se produce por la incidencia de las llamas, si no por respirar monóxido de carbono (CO)

Detector de humo
Detector de humo

Las deficiente utilización de los sistemas de climatización, siguen causando víctimas, la última este viernes en la ciudad de Burgos.

El mal uso o el deficiente estado de elementos de calefacción, ya sean eléctricos, de gas o leña, provocan un elevado riesgo de accidentes en el hogar, lo que puede acarrear lesiones graves o incluso la muerte. Cabe recordar que la mayor parte de las muertes en incendios no se produce por la incidencia de las llamas, si no por respirar monóxido de carbono (CO), un gas tóxico que se caracteriza por ser inodoro, incoloro e insípido, lo que dificulta su detección por los sentidos. Este gas, se produce durante la combustión y puede ser peligroso en espacios cerrados, dando lugar a intoxicaciones por inhalación. En Castilla y León, los casos de intoxicación por monóxido de carbono se concentran principalmente en los meses de octubre a marzo.

La principal causa de este tipo de intoxicaciones suele ser la mala combustión en sistemas de calefacción que utilizan combustibles vegetales como carbón, leña, o pellets de madera, así como el mal funcionamiento de instalaciones de gas. Un alto porcentaje de los incendios domésticos con víctimas mortales tienen su origen en estufas o braseros. Los aparatos de carbón o leña son ahora menos comunes, pero siguen siendo la gran opción para gente con escasos recursos o ancianos.

La mayoría de los incendios domésticos se originan debido a problemas en la red eléctrica o al uso inadecuado de enchufes, como el uso excesivo de regletas o fusibles. Por ello, es crucial mantener en buen estado los equipos electrónicos. La instalación eléctrica debe estar actualizada, contar con toma de tierra y evitar la sobrecarga de regletas, en caso de utilizarlas. Es recomendable evitar reparaciones caseras y manipulaciones en la red eléctrica. Tampoco debe de olvidarse la recomendación de abstenerse de utilizar braseros y estufas cerca de los faldones de las mesas camillas, cortinas, etc.

También es aconsejable colocar detectores de humo, una inversión modesta que podría ser crucial para la seguridad.

Aquí puedes conocer una serie de recomendaciones para prevenir intoxicaciones por monóxido de carbono.

OTRAS NOTICIAS