Extinguidos todos los brotes de gripe aviar de Castilla y León

Foto: COAG
Foto: COAG

La Unión Europea ha dado por extinguida la crisis de gripe de Castilla y León. El último brote activo, que se ubicaba en la localidad de Íscar, en la provincia de Valladolid, se ha dado por finalizado el pasado sábado 16 de abril.

En concreto, en la Región, se habían detectado 3 focos de gripe aviar durante este año. El primero de ellos fue en enero en una explotación que albergaba 18.900 pavos en Fuenterrebollo (Segovia) y los otros dos focos en dos explotaciones de gallinas ponedoras de Íscar (Valladolid). El censo de las explotaciones era de 133.750 y 33.477 gallinas de puesta respectivamente.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en funciones, Jesús Julio Carnero, ha destacado el «excelente trabajo» que han venido realizando los avicultores en coordinación entre el Gobierno de España y el Gobierno Regional.

Carnero, ha señalado que desde el momento que se sospechó de que el brote fuese de gripe aviar, “los veterinarios oficiales adscritos a la Consejería han procedido a tomar todas las medidas veterinarias que recoge para estos casos la Ley de Sanidad Animal Europea”.

Entre las restricciones que se toman ante la presencia de un brote de gripe aviar destacan habilitar una zona de protección basada con un radio de 3 km desde el lugar del brote y una zona de vigilancia con un radio mínimo de 10 km desde el lugar del brote.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS