Estos son los incidentes ocurridos en orden cronológico en la calle Emperador

Fuego-Calle-Emperador

Los vecinos de la calle Emperador llevan desde febrero de este año denunciando actos delictivos que se producen, según su versión, por culpa de una familia que vive en el portal número dos de esta calle.

Son numerosos los incendios registrado durante los últimos meses, el último el pasado viernes 7 de octubre donde ardieron dos coches. Sin embargo, los vecinos ya llevan desde 2021 sufriendo actos delictivos de diversa gravedad. Pero ha sido desde febrero del presente año cuando los incidentes comenzaron a aumentar, justo cuando esta familia se mudó del portal número 12 al número dos, okupando esta vivienda que es propiedad de dos bancos, Unicaja y Servihábitat.

Así, este ha sido el calvario por el que han tenido que pasar los vecinos de esta calle burgalesa durante este año.

11 de febrero

El primer incendio se origina en la puerta del portal número 4. Este incendio, según los vecinos, lo provocan los okupas del número 2 como represalia. Al parecer, el día anterior un vecino intentó sacar su coche del garaje del número 4 para ir trabajar. Pero la salida de dicho garaje estaba obstruida por un coche mal aparcado, por lo que este vecino se vio obligado a llamar a la grúa. El vehículo mal aparcado que la grúa retira pertenecía a los okupantes del número 2. Estos, al verse desposeídos de su coche, acumulan una montaña de basura por la noche, ya el 11 de febrero, en la puerta del número 4 y la prendieron fuego, quemando la red de telecomunicaciones, el videoportero y, por poco, el bloque entero.

15 de febrero

Incendio intencionado de una furgoneta y un coche en la calzada de la calle Emperador frente al número 10. Este foco ocasionó daños en los pavimentos y en las fachadas, quedando restos del incendio y de las tareas de extinción durante meses en la propia calle.

26 de mayo

Incendio intencionado de un coche en la calzada de la calle Emperador frente a los números 4 y 6. Aquí provocó de nuevo daños en los pavimentos y en las fachadas, quedando del mismo modo restos del incendio durante meses en la propia calle.

5 de julio

Incendio de un colchón abandonado delante de los números 2 y 4 de la calle Emperador. De nuevo, ocasionó daños en los pavimentos y en las fachadas, quedando restos del incendio y de las labores de extinción en la propia calle. Además, en esta ocasión las llamas alcanzaron incluso el cableado que discurre por las fachadas, pudiéndose haber originado un incendio eléctrico de consecuencias imprevisibles, teniendo en cuenta que las llamas se produjeron delante de un garaje comunitario repleto de coches.

21 de agosto

Incendio de un coche. Esta vez el coche no se llegó a calcinar, ya que se dio pronto la voz de alarma y solo se quemaron los bajos del vehículo.

4 de septiembre

Incendio de un coche enfrente del número 4 de la calle Emperador a las 4:30 de la madrugada. Aquí, el turismo terminó calcinado pero las llamas no afectaron a ninguna de las viviendas aledañas.

7 de octubre

Incendio intencionado de dos coches en la calzada de la calle Emperador frente al número 12. De nuevo, las fachadas y el pavimento se quedó negro hasta que este lunes, operarios del Ayuntamiento acudieron a limpiarlo después de una gran insistencia de los vecinos.

Depósito de basuras durante meses

En la acera de la calle Emperador número 10, se acumuló basura donde antiguamente ocupaban los contenedores trasladados en la reorganización llevada a cabo por Urbaser. Esto provocó un grave problema no solo estético y de malos olores, sino de salud pública al ser abiertas las bolsas por las colonias de gatos que habitan los solares cercanos, generando incluso una infestación de cucarachas que ha requerido la fumigación por los servicios municipales.

Además, entre mayo y agosto del año 2021, hubo vertidos de aguas fecales procedentes del edificio de calle Emperador número 2, que inicialmente inundaron el garaje de calle Emperador número 4, y posteriormente se distribuyeron a lo largo de toda la calzada y acera de la calle, generando un gravísimo problema de olores y salud pública. Previamente en este mismo edificio. se produjeron también plagas de ratas que han obligado a los servicios municipales a actuar en varias ocasiones para su erradicación.

OTRAS NOTICIAS