ARCHIVADO EN

Estas son las recomendaciones del 1-1-2 Castilla y León ante un ICTUS

Cerebro

El Servicio de Emergencias de Castilla y León ha lanzado una serie de recomendaciones para saber como identificar y como actuar ante un ICTUS hasta la llegada de los profesionales médicos.

El ICTUS es una enfermedad cerebrovacular que limita e impide la llegada de la sangre correctamente al cerebro, provocando daños neuronales. Esto se puede dar de dos formas, la primera se puede dar un ICTUS tipo isquémico, que consiste en que un coágulo obstruye el paso de sangre que se dirige al cerebro; y el segundo es el tipo hemorrágico, que se da cuando se rompe un vaso cerebral, impidiendo, una vez más, la llegada de la sangre al cerebro.

Esta enfermedad tiene un gran impacto social debido a que es la segunda causa de muerte global, y la primera entre las mujeres. Afecta a cerca de 120.000 personas al año en España, lo que significa que 1 de cada 6 personas vivirá esta enfermedad y 1 de cada 2 no se recuperará.

El ICTUS es la primera causa de discapacidad mundial en adultos y las secuelas que puede generar son diversas, como la alteración de la movilidad, la dificultad en el habla o en la capadidad comprensora, problemas de memoria, de lógica o de cálculo, problemas de motricidad, coordinación o visión y cambios en el carácter.

Los Servicios de Emergenicas de Castilla y León han lanzado unas pautas para saber como poder identificar los síntomas del Ictus, los cuales aseguran que son bruscos y repentinos.

Si la vícitma presenta flacidez y parálisis en la cara, uno de las comprobaciones que se pueden realizar es solicitar al sujeto que sonria. Por otro lado, si tiene pérdida de fuerda, se debe solicitar que levante los brazos.

Para comprobar si el afectado tiene problemas en el habla y la comprensión se le realizará una pregunta sencilla como «¿cómo te llamas?».

Otros síntomas que la vícitma puede experimentar es la visión doble o la pérdida total de ésta; un dolor súbito o muy fuerte en la cabeza o problemas de equilibrio e insetabilidad.

Los Servicios de Emergenicas recomiendan que con tan solo uno de los síntomas se realice una llamada al 1-1-2 y no esperar que los síntomas finalicen, debido a que en estas situaciones de riesgo, como aseguran, cada segundo es vital.

Si nos encontramos acompañando a la víctima mientras acude la ambulancia y se activa el «Código ICTUS», podemos ayudarla elevando cabeza y hombros con una almohada, anotando la hora a la que iniciaron los síntomas, evitando dar cualquier medicamento, comida o bebida y no dejar solo al paciente en ningún momento. En caso de ser la víctima y de no estar acompañados, además de seguir las pautas anteriores, la situación mejorará mucho si dejamos la puerta abierta a los Servicios de Emergencias para que nos presten su ayuda.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS