ARCHIVADO EN

Estas son las fases de alerta y niveles de circulación ante la previsión de nevadas

Nieve junto a la ciudad de Burgos
Nieve junto a la ciudad de Burgos

El protocolo a seguir en caso de previsión meteorológica adversa con afección a carreteras se divide en tres tipos de avisos: alerta, preemergencia y emergencia.

ALERTA

Cuando la Agencia Estatal de Meteorología lanza avisos de nevada con niveles amarillos, naranjas o rojos se declara la fase de «Alerta».

En este punto, las Unidades de Demarcaciones de Carreteras refuerzan los medios en la zona donde se han previsto las nevadas, con esparcidoras de sal y fundentes así como la colocación de maquinas quitanieves.
Se refuerza, paralelamente, el despliegue de efectivos de la Guardia Civil y se da aviso al Comité Ejecutivo de la Delegación del Gobierno.

PREEMERGENCIA

En caso de que comience a nevar y la intensidad de la misma o de hielo empiecen a afectar a la circulación se entra en Fase de Preemergencia. Aquí comienzan los trabajos de los efectivos anteriormente preparados y se empiezan a declarar restricciones de tráfico.

EMERGENCIA

Finalmente, la Fase de Emergencia se activa cuando ya es necesario actuar sobre personas que se han quedado bloqueadas o retenidas y no pueden seguir su viaje por medios propios.

Cada una de las fases tiene una intensidad de respuesta de actuación con diferentes niveles:

Blanco: Pueden circular todos los vehículos sin restricción

Verde: Comienza a nevar. No afecta a la circulación pero se pide prudencia y rebajar la velocidad máxima.

Amarillo. La calzada comienza a cubrirse de nieve. Se prohíbe la circulación de camiones y vehículos articulados y se limita la velocidad del resto de vehículos a 60 km/h.

Rojo: Solo se puede circular con cadenas. La velocidad se limita a 30 km/h

Negro: Carretera intransitable cerrada al tráfico. Riesgo alto de quedar inmovilizado por períodos prolongados.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS