España es el segundo país europeo donde más ha caído el tráfico

Cada vez hay menos vehículos circulando por las carreteras y calles españolas. Esta es una de las principales consecuencias de la crisis pero también de las políticas de persecución y recaudación de los gobiernos tanto nacionales como autonómicos y locales hacia los conductores. Cuando, hace algo más de un año, el Ayuntamiento de Burgos se autofelicitó por el descenso del tráfico en la calle Vitoria gracias, según el propio alcalde, a la apertura del Bulevar Ferroviario, Canal 54 ya avanzó que el descenso del tráfico era general en todas las ciudades y no una consecuencia de la apertura de un nuevo vial. Este hecho se contrasta con el informe hecho público por INRIX sobre el tráfico en todo el mundo. España ha registrado un 38% menos de tráfico en 2012, una tendencia que se está repitiendo en el primer trimestre del presente año. Se trata de un informe que mide, concretamente, la congestión del tráfico, es decir, el volumen de atascos. Esto es significativo porque evidencia que, a menos atascos, menos vehículos en la carretera. ¿Las causas? Evidentemente la crisis obliga a muchos conductores no puedan afrontar el precio de la gasolina, el seguro del vehículo, los costes del mantenimiento, impuesto de circulación, ITV, etc.. A esto se suman el aumento de elementos de control, como radares, que suponen una auténtica amenaza al bolsillo, que no a la inseguridad. A nivel autonómico, y pese a los esfuerzos de la Junta por subvencionar con millones de euros a factorías automovilísticas, la imposición del céntimo sanitario también ha influido en muchos conductores. Y a nivel local, la administración más activa contra los conductores, las zonas azules, el aumento de los impuestos, la ausencia de aparcamientos, la implantación de zonas peatonales y la criminalización de los conductores ha contribuido en buena medida a la reducción del tráfico. Así las cosas, el informe emitido por INRIX refleja que, mientras que en marzo de 2010 los conductores españoles perdían 4,2 horas en atascos, en marzo de 2013 éstas se reducen a 1.5. España es el segundo país europeo que mayor caída en el uso del vehículo ha sufrido, sólo por detrás de Portugal. El sector del automóvil y la caída de su uso es más una causa que una consecuencia de la crisis. Todas las medidas impuestas por las administraciones van en contra de los conductores. Esto supone menos ventas en vehículos, menos gastos en talleres, menos uso de gasolineras, seguros, compra de material para el vehículo o recaudación en impuestos entre otros, lo que refleja, en definitiva, menos actividad económica y, por lo tanto, más paro. A esto hay que sumar otro factor. El aumento de las multas y los impuestos afectan al transporte de mercancías por carretera, lo que encarece el precio de los producto. paña es el segundo país europeo donde más ha caído el tráfico

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here