¿Es Diario de Burgos el nuevo Cobrador del Frac?

Sede Promecal Diario de Burgos LA 8 (Mayo 2021)

Han pasado ya varios días desde la gravísima filtración a Diario de Burgos sobre una inexistente situación de impago de un concesionario municipal y la posterior mediallita de la publicación del expresidiario, por haber conseguido que pagase y, sin embargo, nadie ha movido ficha en la administración local.

Las filtraciones siempre han estado a la orden del día, alcanzando su punto más alto en la legislatura pasada. Pero lo que hay hoy en juego es la protección de datos de los ciudadanos y las empresas burgalesas.

Ya no es solo la utilización de información privilegiada en clara competencia desleal. Sino que, hoy, ningún ciudadano o empresa está a salvo de ser fruto de una campaña, amparada en falsedades, de ataque y desprestigio.

¿Tiene Diario de Burgos accesos a los datos fiscales (y de otra índole) de empreas y ciudadanos? ¿Quién debe velar por que nada de eso ocurra? La maniobra de la semana pasada abre la puerta a una gravísima vulneración de los datos que, de ser cierta la información no tendría un pase, pero que siendo falsa es todavía mucho más indecente.

Y todo nace del Ayuntamiento de Burgos. Los datos, se suponen a salvo ahí. Los datos salen de ahí. Y es necesario depurar, de forma inmediata, la responsabilidad de dicha brecha en la protección de datos.

De lo contrario, los burgaleses estamos a merced de que nuestros datos acaben, si no lo están ya, en la redacción de Diario de Burgos, a la espera de que se utilicen torticeramente, en función de lo bien o mal que caiga cada uno.

OTRAS NOTICIAS