Entra en vigor la modificación de la ordenanza de terrazas, que no convierte en legal nada de lo ocurrido

Terrazas Adosadas Fachadas Bares Restaurantes Casco Antiguo (Febrero 2024)

El Boletín Oficial de la Provincia publica, este miércoles, la aprobación definitiva de la modificación de la Ordenanza, con la que el Equipo de Gobierno ha estado mareando la perdiz para no hacer cumplir con su propia ordenanza.

Una vez estudiado el nuevo texto se confirma que, nada de lo ocurrido cambia a la sombra de la nueva modificación.

Lo que hoy entra en vigor, tan solo amplia en 3 meses el plazo para que aquellos hosteleros que deseen licencias para su terraza, puedan hacerlo hasta el próximo 21 de mayo. De igual modo, el Ayuntamiento de Burgos se otorga un plazo de medio año, en lugar de los 3 meses que figuraba en el texto inicial, para resolver las solicitudes. Eso sí, si pasado ese medio año no hay respuesta, se entenderá desestimada.

Pero la entrada en vigor de esta modificación no legaliza, per se, ninguna de las terrazas instaladas en la vía pública. Y es que, solicitar autorización no es equivalente a poder instalar terraza. Es fundamental tener la autorización de la misma.

La ordenanza, ni la aprobada en 2023 ni la modificación que entra en vigor este miércoles, recogen prórroga alguna que indique que mientras que se tramitan las autorización, las terrazas pueden estar instaladas.

El concejal de licencias, Ignacio Peña, se refirió a esta modificación como un plazo de «repesca» para aquellos que no hubiera hecho la tarea en su momento. ¿Cuál era esa tarea? La Ordenanza regula que la solicitud de renovación de autorizaciones debe realizarse en los últimos 3 meses del año. A mayores, el concejal se agarra a una disposición transitoria (ahora modificada), que intentaba abrir una prórroga de medio año, a contar desde el 13 de mayo, para solicitar terraza. Sea como fuere, ese plazo pasó y el de final de año pasó. Sin embargo, el grueso de los hosteleros no solicitó en tiempo y forma autorización para sus instalaciones.

La respuesta del Ayuntamiento fue ninguna. La de la Policía Local, además de ninguna, fue confirmar en rueda de prensa que esperaban a que existiera un «criterio unívoco» para poder actuar.

Este miércoles, se abren 3 meses por delante para pedir autorización y hasta 6 para que la administración conteste. Y en ninguno de los casos, la instalación puede estar colocada durante ese proceso.

OTRAS NOTICIAS