En riesgo la estabilización de empleo de la Diputación

La sección sindical de UGT en la Diputación de Burgos pide a CCOO que retire la demanda que afecta a las convocatorias de la Oferta Pública de Empleo de 2018 y 2019, que pone en riego el proceso de estabilización de empleo de la Institución Provincial. Así lo ha explicado la secretaria general de esta sección, Natalia Molina, quién ha señalado que si sale adelante la convocatoria pero luego la impugnan los tribunales, las personas que se hayan presentado al examen y conseguido su plaza, se verían obligadas a repetir el examen.

El vicepresidente de la Diputación, y responsable de Personal, Lorenzo Rodríguez, anunció el pasado viernes que sacarán en los próximos meses la convocatoria de la Oferta Pública de Empleo de 2017, 2018 y 2019, independientemente de que todavía no se conozca la resolución judicial a la demanda impuesta por CCOO.

«Estamos muy preocupados», ha señalado Molina, quién considera que se trata de «uno de los casos más graves acontecidos en la Diputación en los últimos años». Así ha destacado que las personas que se sometan al proceso de estabilización de empleo verán en tela de juicio su plaza, conseguida mediante convocatoria pública, si finalmente se anula el proceso por una decisión judicial.

Molina ha recordado que la Oferta pública de Empleo de estas anualidades pone a disposición 257 plazas, si bien CCOO ha señalado a través de un comunicado interno a los trabajadores que su demanda solo afecta a la tasa de reposición, es decir, a 46 plazas. Sin embargo desde UGT consideran que esta situación va más allá, y el juzgado podría decidir anular todo el proceso de estabilización de empleo, por lo que en el peor de los casos, esta demanda podría afectar a unas 300 plazas, 300 trabajadores que se presentarían al examen, pero que verían impugnado el proceso.

Por eso desde UGT solicitan a sus compañeros de CCOO, que se replanteen la situación, y no continúen con un «hacer sindical basado en un procedimiento judicial» que no beneficia a los trabajadores. Natalia Molina ha recordado que ellos mismos cometieron ese mismo error en el pasado, y aprendieron la lección. «CCOO tiene que rectificar porque este proceso no tiene ninguna repercusión positiva», ha asegurado.

Desde UGT no descartan «cuantas acciones sean necesarias» para velar por los trabajadores en el caso de que CCOO no retire su demanda. Hoy mismo el sindicato se reunirá con los Grupos Provinciales de PSOE y PP para abordar esta situación, y ha solicitado una reunión urgente con el equipo de Gobierno de la Diputación para acercar posturas.