El «yo no sabía» de Suárez-Quiñones, los primeros indicios públicos de corrupción

Consejero Fomento Juan Carlos Suarez-Quiñones (Febrero 2019)

Los primeros indicios públicos de la corrupción llegan siempre tras expresiones del tipo «yo desconozco», «yo no sabía», «me limito a firmar lo que dicen otros….». Expresiones que hemos escuchado este martes al consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León Juan Carlos Suárez-Quiñones intentando arrojar luz a la multitudinaria partida económica que destina la administración regional a los expresidiarios Michel Méndez Pozo y José Luis Ulibarri.

El Consejero ha contestado a preguntas de Canal 54 TV destacando que la subvención para el año 2020 a RTVCYL será de 20 millones de euros (no 6, no 6,7 sino 20).

Recordemos que ese pastizal no llegaría sin la firma del señor Suárez-Quiñones. ¿Firma acaso sin saber lo que firma? Porque el consejero ha admitido este martes que desconoce que se le está pagando la RTVCYL a 10.000 euros la hora de informativos. No sabe, no quiere controlar, pero sí pone su firma para otorgar «la subvención», y eso que Suarez-Quiñones es magistrado-juez de profesión.

Sobre el pronunciamiento de la Audiencia Nacional, subrayando que no estamos ante una subvención, sino ante un contrato de prestación de servicios, el Consejero ha salido por la tangente (pero la del vecino de lo lejos que se ha ido). Y es que Suárez-Quiñones asegura que no es cosa suya, sino de la Comisión de la TDT que en año 2009 dijo no se qué y no se cual. Señor consejero, la Audiencia Nacional se pronunció en 2018. ¿Está la Comisión del la TDT por encima de la Audiencia Nacinal?

La Junta de Castilla y León lleva cinco días recibiendo preguntas sobre esta flagrante situación, a pesar de ello, el señor consejero ha tenido hoy la vergüenza de decir que no han sacado a concurso las otras dos licencias regionales porque «no hay demanda». Como se descuide, la «demanda» va a llegar pero no de licencias de TDT sino vía judicial.

Porque esta situación hace ya aguas por todas partes. Justo, cuando toca dar explicaciones sobre esta contratación millonaria es cuando el Coronavirus desaparece. Ya no hay que hacer ajustes económicos, la prioridad ya no es blindar la sanidad, no hay que retener partidas para destinarlas a la crisis económica… no, solo queda hacer aquello que, según el consejero, se comprometió hace 11 años en una especie de pacto de sangre que ni la mayor crisis sanitaria de los últimos 100 años puede parar.

Lo dicho, ya han empezado los primeros «yo desconozco». El Consjero se esconde tras la Comisión de la TDT porque empieza a darse cuenta de que esta situación no se va a resolver respondiendo las simplezas que ni ellos mismos se creen.

loading...