ARCHIVADO EN

El vicealcalde señala que no existe incompatibilidad en la adjudicación del mantenimiento de los autobuses

La adjudicación del mantenimiento de los Autobuses Municipales a una empresa en la que trabaja el hijo del concejal de autobuses no supone incompatibilidad, según ha explicado esta mañana el vicealcalde del Ayuntamiento de Burgos, Ángel Ibáñez.

Ibáñez considera, no obstante, que por estética más que por otra cosa el edil de autobuses, Esteban Rebollo, debiera haberse abstenido de votar el dictamen en el consejo de autobuses aunque dicho dictamen sea tan sólo una cuestión informativa.

Es la Junta de Gobierno el órgano que, tras la votación, aprueba la prórroga del mantenimiento de este servicio y, según ha explicado Ibáñez, el propio Rebollo no ha estado presente en dicha votación.

Consultada la Secretaría General del Ayuntamiento de Burgos esta no hecho otra cosa que ratificar lo correcto del procedimiento al no existir incompatibilidad, además de por tratarse de un dictamen, porque la ley exime de incompatibilidad cuando la relación familiar afecta a un asalariado, como es el caso del hijo del concejal en una de las empresas adjudicatarias. La ley señala la incompatibilidad cuando el pariente es consejero o propietario de la empresa.

La semana pasada el Partido Socialista pedía la dimisión del concejal Esteban Rebollo por votar a favor de esta prórroga sin concurso alguno tras conocer, además, que su hijo trabajaba en una de esas empresas.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS