El vial de Rebolledas se asfaltará con materiales reciclados que reducen el ruido dentro y fuera del vehículo

ASFALTADO-WEB

El Ayuntamiento de Burgos incorporará dos nueva medidas en sus campañas de asfaltado más sostenibles con el medio ambiente.
Tal y como ha anunciado esta misma mañana el concejal de infraestructuras, Jorge Berzosa, una vez alcanzados objetivos como la funcionalidad, la estética, la durabilidad y la economía en las infraestructuras públicas, es el momento de dar un paso más hacia el ámbito de la sostenibilidad.

En este sentido, el nuevo vial que se creará en el entorno de Rebolledas, se asfaltará utilizando una mezcla bituminosa de polvo de neumáticos fuera de uso. Se trata de un material formado por neumáticos fuera de uso triturados, que reduce el ruido generado por el rozamiento hasta el 6 decibelios a 50Km/h.
Además de la reducción del ruido con este firme fonoreductor, esta medida apuesta por el uso de materiales reciclados, avanzando así en la protección del medio ambiente.

Además, para las próximas campañas de asfaltado de las inversiones financieramente sostenibles, se irán incorporando, de forma paulatina, mezclas bituminosas semicalientes. En las mezclas tradicionales, las temperaturas de fabricación alcanzan los 180 grados y deben colocarse a 130 grados. Con los nuevos materiales, la fabricación se hace a un máximo de 140 grados y su colocación puede realizarse a 90 grados, permitiendo así menores emisiones de dióxido de carbono y dióxido de azufre.

De esta forma se reduce el combustible necesario para su colocación y disminuye la exposición de los trabajadores a emisiones de humos y olores, entre un 30% y un 50%.

OTRAS NOTICIAS