El UBU San Pablo vence cómodamente a un San Martí Adrianec sin ideas

san marti adrianec contra el ubu san pablo burgos balonmano división de honor plata 23 -28
Foto: MANEL EXPÓSITO

El UBU San Pablo Burgos ha ganado 23-28 al Sant Marti Adrianec, en un partido en el que los cidianos han mostrado su mejor versión ante un equipo que estaba invicto en su casa. El triunfo fue mérito de la excelente defensa y en la alta concentración de los rojinegros que les permitió mantener las distancias incluso en las situaciones de inferioridad.

Los equipos comenzaron el partido, muy serios en defensa y con buena continuidad en el ataque. El primer parcial fue para los burgaleses, que estuvieron listos y efectivos a la hora de robar balones y armar el contraataque. Dalmau estuvo muy destacado en los primeros compases del choque, con tres goles que sirvieron para dar la confianza necesaria a los burgaleses para llevar la iniciativa. La exclusión de Cantore en el minuto 6, no hizo que el UBU pisase el freno y se saldó con un parcial de 0-2, que consiguieron abrir rápido una brecha de cinco goles (2-7), esto hizo que el técnico local parase el partido.

La pausa sirvió para que el Sant Marti se cerrase en defensa, no obstante, los castellanos siguieron su plan trazado sin cambiar el guion. Mile bloqueo en varias ocasiones lanzamientos de los catalanes que conseguían recortar distancias. El público local empezó a apretar y a protestar cada acción y los de Nacho González acusaron la presión, empezando a cometer errores de precipitación. Superada esta fase, los cidianos se recompusieron y dieron una clase maestra en defensa con Juli y Claudio que eran prácticamente un muro y con un Ibrahim que desbarataba cualquier lanzamiento rival. Así, con un 12-17, se llegó al descanso.

El partido se reanudó con unos burgaleses hambrientos de gol, que ampliaron su distancia hasta los siete goles de forma momentánea. La velocidad que imponían los catalanes, no daba tiempo para que los burgaleses se tranquilizaran, así que, a pesar del marcador, el partido estaba abierto y emocionante.

Las inferioridades seguían sin hacer mella en la garra cidiana que defendía su ventaja como oro en paño, mientras que en ataque todos los rojinegros tomaban la responsabilidad de lanzar, lo que ponía en claros aprietos a los barceloneses. No obstante, el tesón de los locales les permitió acercarse a los cuatro tantos de diferencia, aunque hasta en tres ocasiones, con balón para acercarse a tres, apareció Ibrahim para echar a perder esa posibilidad.

Con 22-26, Lorenzo Rueda colocó un “pressing” para alejar el peligro de su portería, pero los dos minutos mostrados justamente al entrenador catalán pusieron la puntilla al partido. El juvenil Marcos García pudo anotar su primer tanto en División de Honor Plata con el primer equipo antes de que concluyera el encuentro, que definitivamente se llevó el conjunto burgalés por 23-28.

loading...