El TSJCyL ratifica la legalidad de la regulación de la atención farmaceútica en los centros para mayores

La legalidad de la normativa de la Junta de Castilla y León sobre la atención farmacéutica en los centros de personas mayores y personas con discapacidad ha sido confirmada este 25 noviembre en la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad.

Farmacias Burgos

La legalidad de la normativa de la Junta de Castilla y León sobre la atención farmacéutica en los centros de personas mayores y personas con discapacidad ha sido confirmada este 25 noviembre en la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad.

El recurso fue interpuesto por la Asociación por la Defensa de un Modelo Sanitario Asistencial en Castilla y León.

La regulación señala que los centros con más de 100 camas de asistidos deberán de contar con un servicio de farmacia hospitalaria propio, bajo la responsabilidad de un licenciado o graduado en farmacia con la especialidad de farmacia hospitalaria. Asimismo, si se superan las 120 camas se demandará otro farmacéutico a mayores y uno más por cada 120 camas.

Para los centros con menos de 100 camas de asistidos, la regulación detalla la existencia de un depósito de medicamentos para la atención farmacéutica, dependiente de una oficina de farmacia de la zona farmacéutica donde se encuentre el centro.

Además de la persona farmacéutica de la farmacia a la que esté vinculada, si dicha farmacia lleva varios depósitos de la zona, atendiendo a más de 120 camas de asistidos, se precisará como personal adjunto un farmacéutico a mayores, y uno más por cada tramo de 60 camas.