El Tizona se gana por segundo año consecutivo el derecho a jugar en ACB, tras ganar tambien el cuarto partido a Palencia, 78-60

DSC_2368

78-60

• El equipo cierra la serie con un gran partido que les da
definitivamente el ascenso.

Parciales
17-27; 17-9; 20-17; 24-7;

Anotación
78 – Autocid Ford Burgos: Pep Ortega (14), Albert Sàbat (12), Romà Bas (14), Juan Aguilar (4), Antonio Peña
(6), Anton Maresch (6), Jeff Xavier (5), José Manuel Bartolomé (0), Taylor Coppenrath (9), Sergio Olmos (3),
Mareks Mejeris (5).
60 – Quesos Cerrato Palencia: Charles Abouo (0), Nicholas Barbour (14), Carles Bravo (0), Miquel Feliú (2),
Xavi Forcada (0), Roger Fornás (9), Quique Garrido (11), Albert Moncasi (2), Urko Otegui (7), Guillermo
Rejón (5).

Excepcional aspecto de El Plantío para vivir un partido que podía ser historia del C.B Tizona. Andreu
Casadevall dispusó a los mismo cinco gladiadores que lograron la victoria el viernes: Albert Sàbat, Jeff
Xavier, Antonio Peña, Pep Ortega y Taylor Coppenrath. Como cabía esperar, las defensas iniciales se
mostraron muy crudas y permitían pocos puntos. El nivel era similar, sólo un parcial inicial de 0-6 para los
morados, dejó alguna ventaja visitante (8-11). En ese momento, Nick Barbour apareció para dejar dos
triples imposibles que colmaron la paciencia de Andreu. Tiempo muerto y a seguir jugando (8-17). Siguió
Xavi Forcada con los triples palentinos y la diferencia empezaba a ser demasiado amplia (8-20). El parcial de
0-11 tenía que frenarse y Autocid contestó con un 6-0 que no fue suficiente para cerrar el primer cuarto
con mejor imagen (17-27).
El segundo cuarto cambió la cara de Autocid, más incisivo en ataque, consiguió recortar diferencias en los
primeros minutos (23-29). Natxo Lezcano hizo uso de su primer tiempo muerto, ante la amenaza local, pero
no resultó. Autocid siguió recuperando distancia, en lo que ya era un parcial de 8-2. Eran pasos de hormiga
hacia una remontada que no llegaba a consumarse. A uno se quedaron los locales cuando Romà Bas tiró
con la posesión agotándose y el triple llevó a Lezcano a pedir su segundo tiempo muerto (30-31). Juan
Aguilar en estado de gracia llevó a Autocid a ponerse un paso por delante (32-31). Un triple de Barbour a
orillas del descanso dio el dominio del marcador a Quesos Cerrato al descanso (34-36).
El tercer cuarto trajo consiguo a los mismos protagonistas que en el inicio del partido. El resultado fue
bastante superior, un gran 2+1 para Coppenrath y cuatro puntos de Antonio Peña, dejaron un parcial de 7-2.
Autocid estaba en su mejor momento, la renta iba mejorando poco a poco y el tercer cuarto podía
convertirse en juez y testigo del partido (46-40). Lezcano paró la progresión local y el partido perfiló su pico
de intensidad (51-46). Los azulones se atascaron en ataque y Andreu trató de remediarlo con un tiempo
muerto (51-49). Un triple de Quique Garrido sobre la bocina dejaba todo por decirse en el último cuarto
(54-53).
Autocid salió arrollando en el último cuarto. Parcial de 6-0 para tomar aire y bajar la concentración del rival
(60-53). Desde entonces, la anotación se paró, hasta el ecuador del primer cuarto, donde una canasta de
Taylor Coppenrath fue suficiente para un Quesos Cerrato que no encontraba la manera de recuperar
distancia (63-56). Con cinco minutos de partido y Urko Otegui eliminado por faltas, Autocid agarró el toro
por los cuernos y trabajó para que cada punto marcase las diferencias. El trabajo empezaba a antojarse
definitivo con el 71-57, a 2:24 para el final. Los cánticos de “nuevo pabellón” volvieron aa escucharse en
dirección a un palco de autoridades con representación municipal. El final de partido con José Manuel
Bartolomé fue una auténtica fiesta (78-60). ¡Burgos quiere ACB!