El tercer tramo de la A-73 avanza tras aplicarse la Ley de Expropiación Forzosa

autovía

El proyecto de la A-73, autovía que unirá Burgos con Aguilar de Campoo, ha dado un nuevo paso adelante, tras publicarse en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), los terrenos y bienes que se verán afectados tras la aplicación de la Ley de Expropiación Forzosa.

El nuevo tramo, que unirá Quintanortuño con Montorio, tiene previsto afectar a un total de 304 propiedades de los municipios de Quintanortuño, Merindad de Río Ubierna, Huérmeces y Montorio. La Demarcación de Carreteras del Estado en Castilla y León, ha comunicado, que la aprobación definitiva del plan de construcción implicará la declaración de utilidad pública y la necesidad imperiosa de ocupación de los bienes.

Este tramo, el tercero que se construye, cuenta con un presupuesto de ejecución de 104 millones de euros y una longitud de 11,72 kilómetros. Este nuevo segmento, supone un impulso a esta infraestructura, de la cual ya se puso en servicio el tramo Pedrosa de Valdelucio-Báscones de Valdivia, en Burgos y Palencia, el pasado 5 de noviembre.

Sin embargo, la autovía aún está lejos de finalizarse. De los 71 kms totales, a día de hay en servicio 22 kms, y aún quedan 31,4 por licitarse. La ex-ministra Ana Pastor, garantizó, allá por el 2012, que la A-73 estaría lista para 2024, pero visto el ritmo, es prácticamente imposible que se cumpla este plazo.