El SOI muestra su preocupación por el servicio de bomberos en la provincia

diputación exteriores

El Sindicato Obrero Independiente, SOI, ha solicitado a la Diputación ser incluido en las reuniones entre las administraciones públicas de la Diputación Provincial y los tres ayuntamientos de Burgos, Miranda y Aranda de Duero. El motivo no es otro que los posibles cambios en las condiciones laborales de los bomberos de estos parques.

El presidente del SOI, Fernando Ojeda, ha denunciado la ineficacia del actual Equipo de Gobierno al manifestar que el departamento de Fomento, cuenta únicamente con un jefe de servicio próximo a jubilarse en diciembre y un solo trabajador restante. Todas las plazas de técnicos de incendios han sido eliminadas, impidiendo la reincorporación de algunos de ellos.

Además, alerta de que a partir de enero de 2024, el departamento quedaría bajo la responsabilidad de un único trabajador.

El SOI opina que implementar el consorcio según lo propuesto por el Partido Popular resultaría en un aumento de más de cuatro millones de euros en comparación con los costos actuales. Además, no cumpliría con el requisito de tener un parque profesional a menos de 30 minutos y supondría una tarifa promedio de 150 euros por inmueble en cada pueblo de la provincia.

Actualmente, explica este sindicato, existen 199 bomberos voluntarios en 10 parques, que desaparecerán con la instauración del nuevo consorcio. Estos bomberos están «bien entrenados y equipados», atendiendo alrededor de 1000 intervenciones al año que incluyen incendios, accidentes de tráfico y rescates.

La propuesta del SOI implica revisar el convenio de financiación, donde la Diputación destina 700.000 euros al parque de bomberos Burgos y 250.000 euros a los de Miranda y Aranda. Según el sindicato, sería más económico contar con un parque propio en la ciudad de Burgos. También solicitan a la Junta el préstamo de camiones fuera de la temporada de incendios para mejorar la infraestructura de los 19 parques de bomberos voluntarios, ya que actualmente los recursos se destinan principalmente al parque de Burgos.

En cuanto al puesto de gerente del consorcio, que ascendería a 120.000 euros, se mencionan dos posibles candidatos: el jefe del parque de Burgos y el responsable de recursos humados del ente provincial, Ramiro Ibáñez.

El SOI sostiene que el Equipo de Gobierno está descuidando las responsabilidades establecidas por ley y que su enfoque político está afectando a los pueblos de la provincia, al no atender la limpieza de áreas urbanas y proponer un consorcio que, según el sindicato, dejaría a estos pueblos desprotegidos ante incendios.

OTRAS NOTICIAS